Las cuadrillas se enfocan en los últimos detalles para finalizar la obra que impedirá el paso del agua y evitará inundaciones en la zona de Arroyo Unamuno. El intendente de Lomas, Martín Insaurralde, supervisó el avance de los trabajos en Centenario.
Martín recorrió las calles Mario Bravo, Nápoles y Amberes.

El intendente, Martín Insaurralde, recorrió los últimos trabajos que está llevando a cabo el Municipio de Lomas para finalizar con la construcción del Aliviador Este. La obra, que será clave en la prevención de las inundaciones, beneficiará a más de 200 mil vecinos.

“En Centenario supervisé las obras finales del Aliviador del Arroyo Unamuno que estamos construyendo junto al Estado provincial para evitar inundaciones ante fuertes lluvias en la zona. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de los vecinos y que todos los barrios de Lomas tengan una infraestructura urbana adecuada”, señaló Martín, quien estuvo en la zona comprendida por Mario Bravo, Nápoles y Amberes.

Tras el armado de la estructura, las cuadrillas se enfocan en las acciones de pavimentación para tapar los conductos y dejar las calles en buenas condiciones y niveladas.

"Supervisé las obras finales del Aliviador del Arroyo Unamuno que estamos construyendo junto al Estado provincial para evitar inundaciones ante fuertes lluvias en la zona. Nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de los vecinos y que los barrios tengan una infraestructura adecuada”, dijo Martín.

El canal subterráneo impedirá el paso del agua en momentos de crecidas y sudestadas, desviando el caudal hacia el Riachuelo. Con 4 kilómetros de extensión y de 6 metros de ancho por 4 de profundidad, la obra se inicia en la intersección de las calles Morazán y Marsella, y se extiende por Amberes, Pilcomayo, Murature y Conesa hasta llegar a la Estación de Bombeo de Fiorito.

Leé también:  Obras de bacheo y mejorado asfáltico en Esteban Echeverría
La estructura tiene 4 kilómetros de extensión y 6 metros de ancho.

Una vez que llegue allí, el aliviador permitirá que el agua desemboque en el Riachuelo mientras que la planta impedirá la llegada del agua hacia los barrios a través de un sistema de compuertas. “La obra está prácticamente concluida. Faltan algunos trabajos de remoción sobre las calles Conesa y Recondo, en Fiorito, que permitirán la habilitación completa de todo el aliviador”, informaron desde el área de Asuntos Hídricos.

Para la edificación de la estructura, tanto en Fiorito como en Centenario, se realizó una medición del nivel de las napas, luego se preparó el terreno y después se colocaron tabiques cuadra por cuadra para darle forma al canal entubado.

Leé también:  Trabajan en Albertina con nuevos asfaltos y obras de infraestructura

La iniciativa incluye la pavimentación de las calles de los distintos barrios que fueron excavadas para la ejecución del conducto. A su vez, se instalaron nuevas redes de desagües y sumideros.

El aliviador trabajará de manera coordinada con el entubado del Arroyo Unamuno y el Aliviador Oeste. Esto será un beneficio directo para miles de vecinos de Fiorito, Centenario y Banfield Oeste.

el canal subterráneo impedirá el paso del agua en momentos de crecidas y sudestadas, desviando el caudal hacia el riachuelo.

Otra obra importante en esta zona son las redes domiciliarias de cloacas en el marco de un proyecto que también incluye al canal colector de la Planta Depuradora. En estos momentos, se está trabajando sobre varios frentes como las calles Gabriel Miró; Baradero y Filardi; y en Ejército de los Andes y Mario Bravo.