El entrenador de Temperley habló de su propuesta, de la forma que elige jugar para buscar los objetivos más allá de los apuros que hay en el fútbol y destacó la mentalidad del plantel para arriesgar a todo instante.
"Hubo una mejora sustancial en cuanto a resultados", dijo el entrenador.
"Hubo una mejora sustancial en cuanto a resultados", dijo el entrenador.

Con una propuesta que pregona la buena tenencia del balón, la circulación por abajo en busca de espacios, Temperley quiere marcar la diferencia en la B Nacional. Y su entrenador, Cristian Aldirico, está feliz por eso. Es que si bien el equipo aún no pudo salir de la zona roja, el plantel no pierde la esencia y el DT confía que de esa manera se lograrán los objetivos trazados.

“En un fútbol donde todos están apurados, es difícil tener la personalidad para intentar jugar a todo momento. Y estos jugadores la tienen y eso me deja tranquilo. Hoy todos están ansiosos, apurados, y que ellos tengan la personalidad para pensar el pase antes de tirar la pelota lo más lejos posible habla muy bien del plantel”, remarcó Aldirico en una charla con Diario La Unión.

Leé también:  En su estreno en el Beranger, Temperley saboreó un empate agridulce

El entrenador, desde su llegada, dejó en claro cómo le gusta que jueguen sus equipos. Y el mensaje llegó al plantel, fue rápidamente asimilado y hoy se ve reflejado en el campo, más allá que todavía no salió de la zona roja del descenso y sigue sin entrar en zona de Reducido. “Ojalá todo lo bueno del juego lo podamos traducir en situaciones y eso en goles para que esa confianza sea retribuida”, señaló el entrenador.

Aldirico destacó la personalidad para intentar jugar por abajo a todo instante.
Aldirico destacó la personalidad para intentar jugar por abajo a todo instante.

Mentalizado que ésa es su receta para el éxito, dejó en claro que “los apuros no llevan a ningún lado” y apuntó que lo fundamental es “ver más allá” para lograr los objetivos. “Nosotros tenemos la responsabilidad de administrar la riqueza del club en cuanto a los jugadores y, a partir de esa administración, sacar lo mejor de ellos. Y creemos que lo mejor para el plantel es el manejo del balón, el juego asociado y la búsqueda del arco rival. Nunca lo vamos a cambiar”, dejó en claro.

Leé también:  Temperley no la pasó bien en Córdoba y tuvo un estreno para el olvido

El equipo, desde su arribo, logró el 55.5% de los puntos en juego –con cuatro victorias, tres empates y dos derrotas- y eso lo ayudó para consolidar su idea.  “Hubo una mejorar sustancial, pero eso no se nota porque en el inicio había sumado muy poco (un punto de 12 en juego)”, remarcó. Eso condiciona el presente del equipo. Por eso, el DT no puede “descuidar” el descenso y afirmó que tienen que “estar atentos” en un torneo tan corto como el de la B Nacional.

“El equipo perdió poco desde que agarramos, capaz nos falta más contundencia para sacar más resultados positivos, pero confío que si el manejo del balón lo podemos traducir en situaciones de gol, lograremos el primer objetivo que es alejarnos del descenso y después el de ingresar al Reducido”, cerró el entrenador que, en base a una propuesta audaz, quiere llevar a Temperley a lo más alto.