Durante el encuentro se terminó de delinear la estrategia electoral del Frente de Todos en el territorio bonaerense antes de las Primarias del 11 de agosto.
Alberto Fernández ahuyentó fantasmas y dijo que en el Frente de Todos no habrá corte de boleta.

Los intendentes del PJ bonaerense se reunieron este miércoles con Sergio Massa, Axel Kicillof y Alberto Fernández para terminar de delinear la estrategia electoral en el último tramo de la campaña, previo a las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

El encuentro, también, sirvió para ahuyentar fantasmas y alinear a todos los mandatarios detrás de la boleta del Frente de Todos en el Distrito más grande del país, la provincia de Buenos Aires, donde se definirá gran parte de los resultados del próximo 11 de agosto.

Leé también:  Matías Kulfas podría ser el ministro de Economía de Fernández

El precandidato a presidente, al salir del convite, se encargó de dejar eso en claro: “Difícilmente creo que alguien quiera cortar boleta. Los intendentes no juegan con eso porque jugar con la tijera es jugar con la gente”, sentenció.

Los números que arrojan las encuestas en territorio bonaerense son muy parejos, y de hecho, a raíz de esto, en el laboratorio de Cambiemos reforzaron su plan para captar a los indecisos, debido a que Kicillof viene creciendo en los últimos días más que Vidal.

En la reunión estuvieron los principales intendentes del conurbano: Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Andrés Watson (Florencio Varela), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Alberto Descalzo (Ituzaingó) y Gustavo Menéndez (Merlo), entre otros.

Leé también:  Kicillof asumirá como gobernador bonaerense el 11 de diciembre

También hubo jefes comunales del interior de la provincia, adonde el kirchnerismo está apuntando para ganar votos. Tanto Kicillof como Massa se abocaron a recorrer distritos de las secciones electorales del interior, donde la imagen de Cristina Kirchner tiene mayor resistencia.