Mientras avanzan las negociaciones entre el kirchnerismo y el Frente Renovador, el precandidato presidencial le abrió la puerta a disputar una Primaria con el exintendente de Tigre.
Alberto Fernández viajó en Buquebus junto a Víctor Santa María, Fernando Navarro y Felipe Solá.

Mientras empiezan a avanzar lentamente las negociaciones entre el kirchnerismo y el Frente Renovador, el precandidato presidencial Alberto Fernández le hizo un guiño a Sergio Massa y reiteró que tiene voluntad real de llegar a un acuerdo para construir un frente electoral opositor mucho más amplio que enfrente a Cambiemos en octubre.

Desde Montevideo, adonde viajó para reunirse con José “Pepe” Mujica y cosechar apoyos, el compañero de fórmula de Cristina Fernández aseguró en diálogo con el diario La Nación: “Estamos dispuestos a competir en una PASO con Massa”. La frase que dejó picando pareció una respuesta al llamado que ayer lanzó el jefe del Frente Renovador.

Leé también:  Finalmente Mauricio Macri y Alberto Fernández hablaron por teléfono

En la cumbre de Parque Norte, el exintendente de Tigre instó a construir una “mayoría arrolladora” para derrotar al oficialismo y ponerle fin al Gobierno de Mauricio Macri. “Yo estoy para liderar si me toca, pero también para empujar el carro desde dónde sea”, afirmó Massa en una de las definiciones más celebradas en el instituto Patria.

A partir de entonces, las conversaciones entre los operadores del massismo y del kirchnerismo se intensificaron. Y algunos pesos pesados se sumaron detrás de ese furgón. “Estamos dispuestos a que Massa compita, sería lógico porque para eso están (las PASO)”, alentó el presidente del PJ, José Luis Gioja.

Con las fórmulas del kirchnerismo cerradas, la incógnita es qué lugar integrará el tigrense en una eventual alianza. Una de las posibilidades es que actúe como artífice del acuerdo de unidad y eso sea compensado con lugares en las listas o cargos en un eventual Gobierno.

Leé también:  Alberto Fernández: "Los problemas del país son muy agudos y profundos"

O que finalmente el kirchnerismo ceda y decida jugar con la sorpresa, al cambiar a último momento la fórmula, con la inclusión de Massa o una figura fuerte del Frente Renovador, una noticia que hará temblar el tablero electoral.