El candidato a presidente del Frente de Todos cuestionó la herencia económica de Cambiemos.
El candidato advirtió que "bajar la inflación será una tarea muy difícil".

En el cierre de su gira por Mendoza, adonde viajó para respaldar la postulación la senadora del PJ Anabel Fernández Sagasti a la gobernación, Alberto Fernández criticó la herencia que deja el Gobierno de Cambiemos y aseguró que “lo único que produjo” la gestión de Mauricio Macri en cuatro años “son cinco millones de nuevos pobres”.

Al realizar un análisis de la difícil situación que vive el país, en una conferencia de prensa, el candidato a presidente del Frente de Todos trazó duro panorama. Afirmó que “Macri destruyó y diezmó la economía”, que desde 2015 la inflación “se multiplicó por dos” y que el próximo Gobierno tendrá que construir un nuevo país desde “tierra arrasada”.

Leé también:  Alberto Fernández: “El país vive los últimos días de un tiempo de decepción”

“Vamos a hacer todo lo posible para revertir la situación del país en el menor tiempo posible (…) Tenemos que volver a poner en marcha el circuito virtuoso de la economía con equilibrio fiscal, mejorando el superávit y preservando las pocas reservas que nos quedan”, señaló Fernández, acompañado por el intendente de San Rafael, Emir Roberto Felix.

El candidato se instaló dos días en Mendoza, adonde apuesta a que la actual senadora de La Cámpora se imponga en las elecciones provinciales del 29 de septiembre frente al radical Rodolfo Suárez, a. El objetivo es que el peronismo logre arrebatarle a Juntos por el Cambio un territorio propio antes de las presidenciales de octubre.

Durante su segundo día de campaña, Fernández aprovechó la visita a la ciudad de San Rafael para apuntar contra el Gobierno nacional por considerar que minimizó la inflación y creer que ese problema se solucionaba “enfriando” la economía.

Leé también:  Alberto Fernández: “La unificación es un gesto de madurez”

A su vez, remarcó que su prioridad en caso de acceder a la Presidencia será "reconstruir el desastre" que le atribuyó a la actual gestión. "Los éxitos del primer semestre van a depender de nosotros, no de que alguien haga llover inversiones. Hay que generar condiciones de producción en las regiones para que estas puedan desarrollarse", sostuvo

Por último, el candidato del Frente de Todos buscó enviar un mensaje anti grieta: "Tengo claro que muchos argentinos no piensan como yo. Tenemos que respetarnos, es simplemente gente que piensa distinto pero no creo que ellos quieran pobreza ni concentración de ingresos".