El Gobierno aplicaría la "desdolarización" de los servicios en una parte (el 40%) del sistema energético, una de las promesas de campaña. La decisión generará un ahorro fiscal de U$S312 millones, según los cálculos oficiales.
La generación eléctrica impacta en un 50% de las boletas de luz que llegan a los hogares.

De cara al nuevo cuadro tarifario de servicios públicos que se lanzará hacia junio (cuando culmine el congelamiento de las tarifas), el Gobierno aplicaría esta semana la "desdolarización" en la forma de pago a las empresas proveedoras.

El ministerio de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, dispuso pagar en pesos a una parte de la generación eléctrica. Se trata de la electricidad que llega a través de máquinas que tienen cierta antigüedad (el 40%), y que ni el Gobierno de Mauricio Macri ni las empresas entonces modernizaron. Hasta ahora los precios de los servicios eléctricos están dolarizados, y con un cambio en ese esquema permitiría un ahorro fiscal de U$S312 millones, según los cálculos oficiales

Leé también:  Intiman a Edesur a que cesen los cortes en distintos barrios de Almirante Brown

Casi todos los mayores generadores (Central Puerto, Enel, Pampa) proveen energía eléctrica al sistema con esta modalidad: utilizan máquinas con mayor antigüedad, que son consideradas menos eficientes frente a equipos posteriores más modernos. Sin embargo, su aporte es clave en el sistema eléctrico.

El Gobierno argumenta que -entre 2015 y 2018-, los generadores de esta electricidad habían recibido un 60% de incremento en sus ingresos. De avanzar con la pesificación el desembolso por la generación de esta energía pasaría de U$S1.344 millones, a U$S1,026 millones.

La decisión también comprende a la energía generada por los entes binacionales, como Salto Grande (que se comparte con Uruguay) y Yacyretá, que se maneja junto con Paraguay.

Leé también:  Cascallares reclamó revisar el contrato de Edesur una vez que termine la pandemia

Con esta resolución, que se publicará en estos dias en el Boletín Oficial, el costo de generación eléctrica caerá de US$ 69 por MwH (la unidad de medida) a una rango que va entre US$ 60 y US$ 62.

La generación eléctrica impacta en un 50% de las boletas de luz que llegan a los hogares.

La autoridad de aplicación está autorizada a definir la remuneración de los generadores. No obstante, las empresas podrán recurrir a la justicia por cambios en las reglas de juego.