El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, señaló que en la Argentina “hay gobernabilidad y liderazgo político” al brindar su informe sobre la marcha del Gobierno ante los integrantes del Senado Nacional.

Capitanich_Senado

“Aquí hay gobernabilidad y liderazgo político, le guste a quien le guste. Aquí gobierna la política”, sentenció Capitanich en una sesión especial en la que se ubicó de frente a los senadores a quienes les respondió todas las preguntas que le hicieron en el recinto.

El jefe de Gabinete destacó que “acá no hay ningún ministro de Economía puesto por un grupo económico nacional o transnacional y esto conlleva calidad institucional”.

Asimismo, precisó que “hay plena libertad de expresión en la República Argentina” y que se resolvió “la tensión entre gobernabilidad y calidad institucional a través de leyes y de un liderazgo político”.

En otro aspecto, Capitanich mantuvo un cruce con la senadora radical Laura Montero, quien le había dicho que el gobierno “está desesperado por ir a buscar financiación al exterior”.

“Los ortodoxos son ustedes”, le gritó Montero a Capitanich de pie en el recinto, lo que motivó que el jefe de Gabinete le respondiera que la mendocina era “la perfecta representante del neoliberalismo que destruyó a la Argentina”.

El fuerte cruce generó gritos en el recinto y la intervención del vicepresidente Amado Boudou, del jefe del bloque kirchnerista, Miguel Angel Pichetto; y de su par radical, Gerardo Morales; que pidieron “orden” y hasta aconsejaron que en la próxima visita del jefe de Gabinete se vuelva “a la vieja metodología” que incluía una pregunta por bloque.

Capitanich le pidió “sinceras disculpas” a la senadora Montero y prefirió seguir manteniendo la metodología iniciada hoy. Además, el jefe de Gabinete tuvo tiempo para resaltar la inversión que se hizo en Aerolíneas Argentinas, al mencionar la incorporación de 63 aviones nuevos.

En el mismo sentido, indicó la radarización del 60 por ciento del país a través de un convenio con el INVAP.

Ello motivó que el radical Luis Naidenoff, de Formosa, le reclamara “retomar la discusión de la “Ley de Derrivo” de aeronaves, como una medida para resolver el ingreso a la Argentina de aeronaves portando droga.

“Es establecer la pena de muerte sin juicio previo. La Argentina no propicia ni promueve esto”, sentenció Capitanich para dar por cerrado el asunto.

Por otro lado, ponderó la expropiación de las acciones de YPF a Repsol, cuya ley será debatida a partir de mañana en comisión en la Cámara alta.

“YPF generará condiciones para sustituir la generación de energía. Es un desafío que cuanto antes lo hagamos resolveremos el problema de acumulación de reservas”, confirmó Capitanich.

Por último, defendió “la política cambiaria como un pilar” pero no como un “factor determinante en la competitividad de un país”.

“En la República Argentina, durante los últimos once años, tuvo una activa política de inclusión social. Esa política cambiaria tiene su correlato en la política monetaria”, sentenció.