Partidazo en el Mario Kempes. El Granate se impuso por primera vez en Córdoba sobre Talleres y lo hizo por 4-2, con tantos de Sand, de penal, el debutante Bernabei, Moreno y Tenaglia, en contra. El equipo de Zubeldía quedó a dos de Boca y Argentinos. Campañón.
Lucas Vera, de muy buen partido, encabeza un avance de Lanús.

En un partidazo, Lanús goleó a Talleres de Córdoba como visitante por 4-2 y se puso a dos puntos de los líderes de la Superliga, Boca y Argentinos.

Demoledor arranque de Lanús. En la primera jugada Méndez lo bajó a Moreno y Sand facturó de penal. Al toque, gran pase de Vera al debutante Bernabei que eludió a Herrera y definió arriba. Dos a cero en sesis minutos. Los hinchas de Talleres poco entendían. Un Granate furioso arrasaba y Sand tuvo el tercero rematando desde el piso, pero salvó el palo derecho.

Leé también:  En la Copa, Lanús buscará sanar la herida del Clásico

El local tardó en reaccionar, no encontraba el rumbo, pero con mucha vergüenza fue metiendo a Lanús contra el arco. Y ahí apareció Rossi para decirle que no a Moreno y Bustos. El colombiano avisó con otro remate cerca del palo. Hasta que Dayro pescó una pelota en el área y descontó con tiro alto.

Talleres volvió a arrancar dormido y Moreno cruzó el remate para el tercero a los 11 segundos. Rápido se puso a tiro la T con Bustos, que la acomodó al poste derecho. Pero enseguida Lanús sacó más luz con un gol en contra de Tenaglia, tras un centro de Auzqui.

Ese gol en contra Talleres no lo pudo digerir. Medina movió el banco, pero no era la noche porque el ingresado Payero se lesionó a los pocos minutos de entrar. Del otro lado, Vera y Moreno sintieron el rigor del partido y salieron extenuados. El partido seguía de ida y vuelta, con el local pugnando por el descuento y la visita agazapada en busca del quinto.

Leé también:  De la Vega: "Nos sirve mucho para seguir con este envión"

Si bien el partido decayó en su ritmo en la parte final, no dejó de ser un gran espectáculo. Ninguno de los dos se guardó nada, entregaron todo con aciertos y errores, pero el gran vencedor de la noche cordobesa fue el equipo de Luis Zubeldía que se prendió en la lucha del campeonato y poco a poco se olvida de la tabla de los promedios.