Velázquez y Cubero, dos que continúan batiendo records

Ambos capitanes de sus clubes superaron la barrera de los 400 y 600 partidos, respectivamente. Ejemplos de esfuerzo, tenacidad y títulos
Ojalá pueda llegar a los 400 partidos en el club”, dijo Maximiliano Velázquez a El Gráfico, en junio de 2016. Y su deseo se hizo realidad. En el partido frente a River, el lateral izquierdo de Lanús pasó esa cifra.
Al margen del resultado, Maxi lo disfrutó en la previa rodeado de la familia, sus compañeros y los directivos, que le brindaron su reconocimiento.
En realidad, el partido del fin de semana frente a Colón fue el 404 de su prolífera carrera.
El cuarto centenar de juegos los había alcanzado en la final de la Supercopa Argentina, en el estadio Único Ciudad de La Plata, precisamente ante el conjunto de Marcelo Gallardo, al que Lanús goleó por 3-0.
El festejo vino con un título bajo el brazo, ya que el Granate se quedó con el título en La Plata. Además, el capitán extendió hace poco su vínculo con la institución hasta diciembre del 2017.
Nacido futbolísticamente en Ferro (1998-2003), luego pasó por Talleres de Córdoba (2003-04) y dos períodos en Lanús (2004-10 y 2012 hasta la fecha).
En el medio, pasó a Independiente, y en medio de algunos problemas, aceptó el llamado y la propuesta de Nicolás Russo para volver a Lanús.Con el Granate alcanzó cinco de los seis títulos que tiene el club: Torneo Apertura 2007, Copa Sudamericana 2013, Torneo de Transición, Copa del Bicentenario y Supercopa Argentina (los tres últimos 2016).
En Ferro fue campeón de la temporada de la Primera B Metropolitana en la temporada 2002-03, ascendiendo a la B Nacional y en Independiente logró la Copa Sudamericana 2010.
También es dueño de otro récord. Es el jugador de Lanús que más presencias tiene en los clásicos frente a Banfield. Y este fin de semana sumará uno más.

PATRIMONIO DE LINIERS. Otro histórico, pero de Vélez, es Fabián Poroto Cubero. El que en sus comienzos fuera volante y con el paso del tiempo se convirtiera en lateral (y capitán) cumplió su partido N° 601 con la casa de la V azulada.

El del número redondo fue en la fecha pasada frente a Newell ́s, en Rosario. Toda una vida en Vélez, donde debutó en 1996 y se mantuvo 10 años interrumpidos en el club, salvo desde diciembre de 2006 hasta julio de 2008 cuando jugó para Tigres de México y retornó al club que lo vio nacer futbolísticamente hasta la fecha. Obtuvo siete títulos nacionales con El Fortín y fue campeón con la Selección Argentina Sub-20 en Malasia 1997, con Riquelme y Aimar, entre otras figuras.
No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co