Decidió contar su experiencia con una médica que le ofreció dinero cuando estaba por ser trasladada su hija de urgencia y la publicación obtuvo muchísimos comentarios positivos.  

Una actitud que sorprendió a la vecina de Llavallol.

Karina Curia es una vecina de Llavallol que decidió resaltar en las redes sociales un gesto que le llamó la atención mientras su hija estaba siendo atendida en el nuevo hospital de su barrio. “Una doctora abrió su billetera para darme dinero por si necesitaba contar con algo”, posteó y una cataratas de mensajes positivos comenzó a recibir inmediatamente.

“Decidí hacer pública mi experiencia en el Hospital Llavallol porque era la primera vez que iba y me sorprendió las instalaciones y el trato por parte de todo el personal de salud”, dijo Karina, que sólo vive a unas cuadras del nosocomio.

Leé también:  Lomas: previenen el sarampión y la rubéola en todos los barrios
El posteo que se viralizó.

La hija de Karina comenzó a sentirse mal, tenía un fuerte dolor abdominal y cuando llegó al hospital inmediatamente le pusieron suero. Fue en ese momento que llamó a su mamá Karina para que la acompañe.

“Salí con lo justo porque pensé que no era nada grave y al rato que llegué me dicen que la tenían que trasladar al Gandulfo porque podía ser la apéndice. Fue en ese momento cuando la doctora me ofreció dinero por si tenía que comprar un agua o algo para mi hija”, explicó. Aunque Karina no quería tomar ese dinero, la médica Soledad Martínez insistió.

Leé también:  Martín supervisó las obras y recibió camas para el Hospital de Llavallol
Resaltó la buena atención del centro de salud.

“Yo iba a ir hasta casa para buscar dinero, pero ella no me dejó porque ‘cuando llegue la ambulancia se tienen que ir’, nos dijo”, señaló la vecina que tras pasar esa tarde junto a su hija, volvió al Hospital de Llavallol y le devolvió el dinero a la profesional que a pesar de la hora seguía allí atendiendo a sus pacientes con esa vocación de servicio que en estos tiempos sorprende.