En medio del tarifazo y los cortes de luz, tres familias electrodependientes sufrieron la pérdida de sus chicos por el incumplimiento de la Ley que los protege. 

Mauro Stefanizzi, vicepresidente de la Asociación Argentina de Electrodependientes.

Tres pequeños murieron en el medio de los cortes de luz y el feroz tarifazo en los últimos meses. Nenes que necesitaban estar conectados a un respirador eléctrico las 24 horas, cuyas vidas estaban amparadas por la Ley Nacional Electrodependiente (27.351). Pero por las trabas burocráticas, las fallas en el servicio y un Estado ausente, no pudieron sobrevivir.

Daniela Gomez lamenta la muerte de Benicio, un pequeño que no llegó a cumplir los dos años. Sostiene que “sin luz no hay vida”, y lo sabe bien. “Después de un año y medio de luchar, nos cansamos de parar en Edesur e ir a conectarlo allá porque en casa cortaban la luz”, cuenta.

Leé también:  Por un incendio, casi 40 mil vecinos sufrieron cortes de luz

VACÍO LEGAL. Hoy se cumple un año de la sanción de la Ley, pero el tramite para acceder al Registro que depende del Ministerio de Salud tarda más de 8 meses. De un total de 3.800 personas, solo fueron incorporadas 90, y hay 2200 solicitudes pendientes aún sin resolver.

“Las personas electrodependientes por cuestiones de salud no pueden esperar para acceder a su derecho, su vida esta en riesgo todos los días y, más aún, cuando hay cortes de luz o llegan facturas exorbitantes que la familia no puede pagar. Nos duele tremendamente que tres chicos hayan muerto esperando ser incorporados al registro”, sostuvieron desde la Asociación Argentina de Electrodependientes.

Leé también:  Centenario: murió un chico electrodependiente de 5 años

A un año de la Ley los electrodependientes siguen pagando por respirar y siguen recibiendo avisos de corte por deuda acumulada que, en muchas oportunidades, se vuelven efectivos atentando contra su vida.

La incorporación al Registro Nacional de Electrodependientes habilita a electricidad permanente y gratuita y a contar con una fuente alternativa de energía, en caso de cortes de luz.