Trabajadores de Cresta Roja protestaron frente al Juzgado comercial 18, en el barrio porteño de Recoleta, en rechazo del plan con “500 suspensiones” que, según denunciaron, pretende implementar en esa empresa avícola la firma Wade, del grupo Tres Arroyos.

Sigue la lucha de los trabajadores.

La protesta arrancó con una concentración frente al Congreso que, luego, se trasladó hacia la sede de la cartera laboral ubicada en la avenida Callao al 100 y, finalmente, llegó con una movilización al juzgado ubicado en la avenida Callao en su intersección con la calle Marcelo T. de Alvear.

“Vinimos en nueve micros unos 500 compañeros, estuvimos primero en el Congreso, después tuvimos una reunión en el Ministerio de Trabajo, en Callao al 100 y ahora estamos frente al juzgado a cargo de la jueza Valeria Pérez Casado”, donde tramita la quiebra “con continuidad” de Cresta Roja, dijo un vocero de los trabajadores.

En los últimos dos años, la avícola, que tenía más de 2.200 trabajadores en las localidades bonaerenses de Monte Grande y El Jagüel, fue cambiando de manos, con fuertes reducciones de personal.

Los manifestantes rechazan el plan económico de “Tres Arroyos en Cresta Roja para retomar el ciclo de la producción, porque comprende la suspensión sin plazo de casi 500 compañeros, en lo que representan despidos encubiertos”, según afirmó. “Además, pese a los compromisos que asumió, adeuda todavía salarios, vacaciones y premios”, aseveró la fuente consultada.

Expresó también su preocupación porque, alrededor de las 13, “algunos compañeros fueron golpeados por integrantes de la Policía de la Ciudad desplegados frente al juzgado”.