Los mensajes que el profesor de literatura ya detenido le enviaba a sus ex alumnas fueron difundidos. 

Hay otras alumnas que lo denunciaron.

Se trata de chats obscenos del profesor de literatura que trabajaba en Temperley.

El hombre ya detenido fue docente en la Escuela Media N°3 de Temperley y el José Hernández de Lomas de Zamora hasta que una estudiante de 15 años denunció que le pedía fotos suyas en ropa interior y fue detenido.

El profesor de Literatura fue apresado acusado de cometer acoso sexual virtual contra ex alumnas, a quienes pedía intercambiar fotos íntimas.

De acuerdo con la denuncia de dos estudiantes, el docente las contactaba por las redes sociales y les enviaba imágenes de sus genitales.

Se trata de Julián Sánchez, de 41 años, quien fue capturado en su domicilio, ubicado en calle Liniers, y quedó imputado por el delito de “captación por medio tecnológico de menor de edad con fines sexuales” (grooming) y por compartir pornografía infantil.

La Policía secuestró en la vivienda una notebook, pendrives y un teléfono celular.

La denuncia fue radicada por la familia de una ex alumna de la Escuela Secundaria N°3 de Turdera, aunque se sospecha que el docente habría tenido esta conducta en varias escuelas secundarias de Lomas.

En las redes sociales, varias jóvenes que lo tuvieron como docente denunciaron haber sufrido el mismo tipo de acoso.

Una de las jóvenes que sufrió el acoso del profesor aseguró que la contacto por Facebook: “Nunca antes me había hablado. Después me empezó a poner ‘linda, ‘hermosa’ y ahí dejé de contestar y lo bloqueé. Al tiempo se hacía otros perfiles y me agregaba de nuevo. Desaparecía un año y aparecía, así”, contó la chica que en aquel entonces tenía 16 años.

Ahora tiene 22 años y la última vez que apareció fue hace aproximadamente dos meses.

Ella nunca le contestó, pero de todos modos el hombre seguía escribiéndole.

Tras la detención, el acusado se negó a declarar y de acuerdo con la investigación, el detenido habría utilizado Facebook y Whatsapp para contactar a sus víctimas menores y pedirles fotos en ropa interior.

“El imputado le envió a la adolescente fotos de sus genitales. Con buen criterio, los padres de la menor de 15 años decidieron guardar todos los chats y denunciar la situación a la justicia”, revelaron.

“El acusado tenía distintos perfiles en redes sociales que utilizan adolescentes”, detallaron los investigadores del caso.

La causa quedó a cargo de la UFI N°9 de Lomas especializada en delitos sexuales y trata de personas.