Tamara Bratich, la vecina que se dedica a crear lazos comunitarios

Hace 26 años que instaló junto a su marido el Vivero Los Tilos y desde ese espacio realiza un sinfín de actividades sociales para fomentar la unión entre las personas de todas las edades. Hoy a las 16 presenta la 8° Feria de Artesanos con 120 puestos.

Tamara Bratich (54) es un torbellino de nuevas ideas. Con sólo hablar con ella unos pocos minutos se puede reconocer fácilmente su esencia de buena gente.

Trabajadora, enérgica, apasionada por lo que hace y sumamente amorosa con el prójimo, así es esta vecina de Lomas que hace 26 años instaló junto a su marido el Vivero Los Tilos en Banfield, espacio que ella misma reconoce como su “lugar en el mundo”.

Ese comercio es el disparador para que Tamara genere acciones sociales, solidarias y fundamentalmente potencie la unión vecinal, algo que parece perdido en un mundo donde las redes sociales toman cada vez más relevancia y se han impuesto como la base de toda comunicación.

El contacto con su gente del barrio es fundamental, ella se puso al hombro algunas de las problemáticas por las que pasó algún vecino y se encargó de fomentar la unión comunitaria para lograr objetivos. El reconocimiento de ellos llega cuando Tamara decide llevar adelante algún proyecto y ellos responden.

“A veces pienso que esto es un mundo aparte, porque mis vecinos siempre están ahí ante alguna iniciativa. Eso no sucede en todos los barrios, nosotros creamos un tipo de relación que por estos tiempos escasea”, resaltó.

SOLIDARIA. Hace dos años, Tamara conoció a la docente Fabiana Castaño que junto a sus alumnos tejía al crochet cuadraditos de 15×15 que luego unía para convertirlos en mantas para donar a instituciones sociales, y decidió llevar la iniciativa al vivero. Así fue que en poco tiempo no sólo se unieron muchas tejedoras del barrio, sino también de otros municipios.

“Encontrar este grupo de tejedoras fue maravilloso porque colaboraron todos con este proyecto que sigue en pie durante todo el año. Vienen personas a donar lanas y prendas para destejer que luego se utilizan para hacer los cuadraditos que no sólo han llegado a ONGs locales, sino que también hemos donado al interior del país”, manifestó. Otra de las iniciativas que ya es un emblema del barrio es la Feria de Artesanos que tiene alrededor de cuatro años y se hace sobre la calle Melo al 900, donde está ubicado el vivero.

“Hoy es la 8° edición de este evento que no podría hacer sola. Cada uno de mis vecinos ayuda con algo y eso me llena el corazón y me emociona”, dice. A partir de las 16, 120 stands se instalarán en la calle, entre los cuales estarán los alumnos del Colegio Nuestra Señora del Carmen, que estarán vendiendo comidas caseras para juntar fondos y así realizar su viaje de egresados.

También, el Colegio Colinas Verdes estará presente por el mismo objetivo, pero vendiendo fichas para jugar al metegol o al ping pong. Otro que estará es El Hogar También son Nuestros de Banfield que buscará captar socios que quieran colaborar con el espacio que alberga a niños que han sufrido alguna situación de vulnerabilidad.

Además se podrá ayudar al Refugio San Nicolás que se dedica a cuidar y dar en adopción a perros de la calle. “Como siempre damos lugar a las acciones solidarias y vamos a recibir donaciones. Necesitamos productos de higiene personal femenino y artículos de limpieza para los chicos de También son Nuestros”, detalló Tamara, quien además recordó que habrá “atracciones musicales, una clase de danza y sorteos”.

Sobre lo que significa esta jornada, Tamara aseguró: “Es súper movilizadora para mí. Lo que me sorprende es la cantidad de personas de distintas edades que se acercaron para colaborar con algo y que esta feria sea un éxito. Me estalla el corazón de emoción. Siento que multiplicamos voluntades, porque cada año recibimos a más personas”.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co