Siguen los tareas de bacheo para mejorar la circulación en Alsina

Las cuadrillas finalizaron las acciones en los 200 metros comprendidos entre Fonrouge y Sarandí, y ahora se trasladaron a la intersección con Maipú, en Banfield Este. Las tareas en hormigón buscan generar una mayor resistencia y durabilidad.

Primero se remueve la calzada dañada y luego se rellena con una nueva capa.

Por la avenida Alsina circulan miles de vecinos que la utilizan a diario para atravesar la zona Este y acceder a partidos aledaños como Lanús y Almirante Brown. Para generar un tránsito seguro y fluido, el Municipio de Lomas continúa con los trabajos de bacheo integral en distintos sectores.

“Nuestro objetivo es contribuir con la seguridad vial, garantizar una rápida y segura circulación vehicular en toda la zona y, al mismo tiempo, renovar una de nuestras principales avenidas. Es una obra muy importante ya que también beneficiará a los conductores que vienen desde otros municipios”, señaló el intendente Martín Insaurralde.

Las cuadrillas finalizaron las acciones en los 200 metros comprendidos entre Fonrouge y Sarandí, donde removieron la parte dañada de la calzada y la rellenaron con hormigón para asegurar la resistencia al tránsito pesado. En primer lugar, las tareas se desplegaron sobre Alsina y Fonrouge para luego trasladarse al tramo de Balcarce y Sarandí.

Tras la liberación del tránsito, las líneas de colectivos 74, 79, 160, 266 y 278 que se estaban desviando por Belgrano y Sarandí, y doblaban en Fonrouge retomaron su recorrido original por Alsina. “Los vecinos están contentos por las mejoras en el tránsito y los trabajos complementarios como la demarcación de la calzada, división de los carriles, pintura de los cordones, boulevares y postes”, expresó el delegado de Lomas Este, Juan Carlos Stigliano, quien informó que también hubo un operativo de limpieza y barrido sobre la avenida Hipólito Yrigoyen.

Actualmente, el bacheo se está llevando a cabo sobre Alsina y Maipú, en Banfield Este. Mientras que durante los próximos días se extenderán a los cruces con Gascón, Rincón y Juncal; y también al 1300, entre Melo y Gallo, donde se encuentra un gran bache.

Para las tareas se requiere equipamiento pesado y el corte de la circulación, ya que se debe remover toda la losa para luego rellenarla. Una vez que la demuelen y astillan, se retiran los cascotes con una pala mecánica y nivelan el suelo para posteriormente volcar el hormigón que tarda unas 48 horas en secarse y adquirir resistencia. Tras el arreglo, se reconstruyen los cordones de las veredas que fueron removidos poder realizar de manera pareja la calzada.

“El bacheo con hormigón es más complejo que el de carpeta asfáltica. Hay que romper todo y sacar lo viejo para que quede perfecto y sobre todo que sea duradera la inversión”, aseguró el secretario de Obras Públicas, Emiliano Piergiovanni, y aseguró que “hay un plan de repavimentación en calles principales para 2018 y reacondicionamientos integrales de las principales trazas que incluirá seguramente a calles como Garibaldi, Frías y Molina Arrotea”.

 

 

Comentarios

Tu dirección de correo electrónico no sera publicada.

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co