El cruce está ubicado sobre la avenida Ramón Franco. Facilitará la conexión entre Este y Oeste.

Una obra muy esperada en los últimos años finalmente se hizo realidad: se inauguró el primer paso bajo nivel de Avellaneda sobre la avenida Ramón Franco y Bismark.

El cruce pasa por debajo de las vías del Ferrocarril Roca y permitirá facilitar la circulación vehicular desde el centro de Wilde a la Autopista Buenos Aires-La Plata. La obra se extendió durante casi tres años y medio y demandó una inversión de $164 millones.

El viaducto cuenta con dos carriles por mano y se bifurca justo debajo de las vías donde se hizo un cruce peatonal. El paso tiene como objetivo agilizar el acceso al Hospital de Wilde y mejorar la conexión entra la zona Este y Oeste.

El cruce lleva el nombre del expresidente Héctor J. Cámpora, y quedó abierto al tránsito el mismo día que se conmemoraron 44 años del triunfo de la fórmula Cámpora-Solano Lima en 1973.

La inauguración se hizo con una fiesta popular ante cientos de vecinos: hubo música en vivo, exposición de autos antiguos y una feria artesanal y gastronómica. Ferraresi remarcó: “Hay que destacar la importancia y el orgullo de poder inaugurar esta obra, el primer paso bajo vías de nuestra ciudad, que concretamos gracias a los fondos que nos transfirió el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner durante el 2015”.

Del acto participaron la senadora provincial Magdalena Sierra, el titular del Concejo Deliberante, Hugo Barrueco, concejales y funcionarios del distrito.