La portavoz de la Cancillería rusa, Maria Zajarova, explicó que de los edificios del Consulado de Rusia en San Francisco y de la Oficina Comercial de Rusia en Washington, fueron arrancadas las banderas rusas.

Rusia acusó este miércoles a Estados Unidos de una nueva “acción hostil” contra su sedes diplomáticas por retirar las banderas rusas de su Consulado en San Francisco y de la Oficina Comercial de Rusia en Washington, ambos cerrados por las autoridades estadounidenses el mes pasado.

“Ayer tuvimos conocimiento, y puedo decirlo oficialmente, de una nueva acción hostil de las autoridades de Estados Unidos contra nuestras sedes diplomáticas”, dijo a la prensa la portavoz de la cancillería rusa, Maria Zajarova.

La funcionaria explicó que de los edificios del Consulado de Rusia en San Francisco y de la Oficina Comercial de Rusia en Washington, tomados en su momento por agentes de los servicios secretos estadounidenses, “fueron arrancadas las banderas rusas”.