Riveros, un guerrero guaraní que sueña con conquistar Turdera

El flamante refuerzo del Gasolero, que el viernes se incorporó al plantel, está ilusionado con su llegada al club y remarcó: “Es un salto muy importante en mi carrera y no puedo desaprovecharlo”.

Después de una gran temporada en Flandria en la B Nacional, el defensor paraguayo Williams Riveros llega a Temperley con la idea de ganarse un lugar en el equipo que conduce Gustavo Álvarez, en lo que será su primera experiencia en Primera División. Y con ese objetivo como premisa, se sumó el viernes a los entrenamientos y ya se encuentra de pretemporada con el plantel gasolero en Córdoba.

“Mi llegada al club significa un salto muy importante en mi carrera porque será la primera vez que juegue en esta divisional y debo aprovechar esta oportunidad. Por eso, debo vivir esta nueva experiencia con tranquilidad, sin enloquecerme. Debo prepararme bien para llegar a punto al inicio del torneo”, remarcó Riveros, que el viernes trabajó diferenciado en la jornada donde el plantel del Celeste disputó dos amistosos (con un empate y una victoria) ante Dock Sud de la Primera C.

“No jugué por una paralítica que sufrí en mi último partido en Flandria”, comentó el zaguero central. Al elenco de Jáuregui, el paraguayo arribó en la temporada 2013-2014 para afrontar el torneo de la Primera C y en cuatro años en el Canario, consiguió dos ascensos (a la Primera B Metropolitana y a la Primera B Nacional) y se fue de la institución con el equipo consolidado en la segunda categoría del fútbol argentino.

“Viví muchas cosas lindas en Flandria. Fue un club importante en mi carrera. Siento que hice bien las cosas, y por eso se me abrió esta posibilidad”, remarcó Riveros. Por otra parte, en cuanto a su llegada a Temperley, el zaguero central se mostró ilusionado con la propuesta de juego que pregona el técnico Gustavo Álvarez, con mucha tenencia de pelota y con defensores que tenga buen dominio de pelota y salgan jugando por abajo.

Y en esa línea, analizándose como futbolista, remarcó: “Soy de la clase de jugadores que le gusta a Gustavo. A mí me gusta salir jugando por abajo, pero si la tengo que tirar no tengo problema. Trataré de hacer lo que me pide en los entrenamientos para acoplarme bien al equipo”.

Por último, Williams se refirió al entrenador Álvarez, a quien conoció el viernes personalmente pero con quien ya había tenido contacto en la semana. Y sobre él, comentó sin vueltas: “Se nota que es un enfermo de la táctica y eso debo aprovecharlo para crecer como futbolista. Siento que debo sacarle provecho a esta oportunidad que me dio”.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co