Se trata de Raúl Alejandro Ramos, ex secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud, que habría “cajoneado” sanciones contra la empresa que fundó y presidió hasta fines de 2015 el actual vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

La Justicia federal acusó a Ramos de irregularidades y abuso de autoridad.

El juez federal Sebastián Ramos procesó a un ex alto funcionario del ministerio de Salud del gobierno de Mauricio Macri acusado de proteger a la empresa Farmacity, que fundó y presidió hasta 2015 el actual vicejefe de Gabinete de la Nación, Mario Quintana.

El magistrado entendió Raúl Alejandro Ramos, quien fuera ex secretario de Políticas, Regulación e Institutos de la cartera sanitaria hasta diciembre pasado, no sancionó a la compañía ante una serie de irregularidades y además lo acusó de abuso de autoridad.

Leé también:  ¿Podrá Farmacity entrar en la Provincia?

“Se tiene por acreditado que en al menos tres expedientes Ramos resolvió tardíamente las sanciones que en cada caso correspondían, siendo la emisión del acto administrativo (resolución) su deber”, sostuvo el juez en su resolución, dada a conocer este lunes.

La denuncia penal había sido realizada por la titular de la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), María Isabel Reinoso, en base a la parálisis de un expediente administrativo que se había abierto en julio de 2014.

En una inspección en el local de Farmacity ubicado en la avenida Córdoba 1861, se había detectado “un cambio de farmacéutico auxiliar sin noticia ni autorización de la autoridad sanitaria nacional y emplear un libro recetario sin rúbrica ni habilitación”.

Leé también:  Farmacity: imputaron a Mario Quintana

La denunciante manifestó que se habrían dispuesto “reservas” de otros sumarios instruidos contra la empresa sobre los mismos hechos. Más tarde, en 2015, la Dirección de Sumarios del Departamento de Faltas Sanitarias emitió su informe 70/15, en el cual señaló que se debían aplicar dos multas, por un total de 60.500 pesos contra Farmacity.

Uno de los testigos señaló que los expedientes “estaban terminados para tener sanción, habían pasado por el área de jurídicos, y tenían el aval de la Subsecretaria que se los había pasado a la Secretaría. Todos estos expedientes me fueron devueltos por el Secretario sin decir nada. (…) Casi todos son por incumplimientos de la normativa de Farmacity”.

Leé también:  ¿Podrá Farmacity entrar en la Provincia?

Al analizar los documentos oficiales, el juez Ramos señaló que los mismo fueron elevados al órgano de decisión (Secretaría) con el respectivo informe técnico y el proyecto de resolución sancionatoria elaborado por las áreas técnicas así como con el dictamen favorable de la Dirección de Asuntos Jurídicos.

Entonces, el ex funcionario de Cambiemos ordenó la “reserva” de los expedientes aduciendo la “sobrecarga de trabajo que tenía por asumir las funciones de otra Secretaría del Ministerio junto con otros Programas independientes”.

Para el juez este argumento “no lo imposibilitaba para emitir el acto administrativo que le era debido conforme la normativa aplicable”.