Los empleados de la fábrica Dass, ubicada en Coronel Suárez, denuncian por los trabajadores suspendidos. La empresa ofrece retiros voluntarios.

La crisis productiva se siente en distintos sectores. En este caso, en el calzado: trabajadores de la fábrica Dass, ubicada en Coronel Suárez, advirtieron por la difícil situación que viven, con algunos suspendidos y otros a los que obligaron a tomar las vacaciones en diciembre. Ofrecen retiros voluntarios.

Dass, que empleaba hasta el año pasado a 2.100 operarios, anunció unas 300 suspensiones por un mes, hasta febrero y reabrió el plan de retiros voluntarios, que ya había puesto en marcha en 2017.

Desde la empresa advirtieron acerca de la dificultad de competir con la importación indiscriminada de productos similares. Los problemas empezaron el año pasado con suspensiones rotativas y con la reducción de 529 puestos de trabajo a través de los retiros voluntarios al 140%.

Desde el Sindicato de Obreros del Caucho, que representa a los trabajadores de Dass, informaron que los suspendidos cobrarán el 100% de su salario y que los motivos por los que la firma tomó esa decisión son múltiples.