A partir de la caída en las ventas, General Motors, Renault e Iveco anunciaron que sus plantas no funcionarán varios días al mes. La medida afectará a más de 3 mil trabajadores.

La planta de General Motors no trabajará los lunes y viernes, informaron.

Por la caída en las ventas en el sector automotriz, las plantas de General Motors, Renault e Iveco pusieron en marcha un cronograma de suspensiones que afectará a más de 3 mil operarios que desde ahora cobrarán entre un 75% y 80% de su salario.

La decisión acordada entre los empresarios, el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) apunta a “evitar despidos”, no obstante, en este escenario miles de empleos corren peligro en el sector.

Leé también:  Bocco advirtió que la nueva política monetaria provocará un "colapso en la economía"

La disparada del dólar y la caída en la producción y la venta de autos (los patentamientos bajaron un 17,4% en julio) impactaron de lleno en la actividad y algunas terminales ya trabajan por debajo del 50% de su capacidad instalada.

En medio de este panorama, la estadounidense General Motors y la conducción de Smata de Rosario pactaron un esquema de suspensiones durante siete días al mes hasta diciembre, que afectará a 1.500 trabajadores y contemplará una reducción salarial del 20%.

En Córdoba, la planta de Renault de Santa Isabel no trabajará ocho días durante este mes y los empleados afectados serán alrededor de 1.800.

La fábrica de camiones Iveco, del Grupo CNH también anunció plan de suspensiones. En lo que resta del año, prevé producir 200 unidades mensuales (la mitad de lo que se hacía en los primeros meses) y en diciembre no trabajaría.

Leé también:  Advierten que desde 2015, los medicamentos subieron un 400%

Hace dos meses la empresa comunicó que estaba embarcada en “una adecuación productiva en sus plantas para adaptarse a la actual realidad del mercado de camiones en el país”, por lo que instrumentó “un sistema de suspensiones pagas y retiros voluntarios”.

Los industriales carroceros se reunirán hoy en Buenos Aires con autoridades del Gobierno, en un intento de obtener asistencia para enfrentar la parálisis que padecen por la crisis del transporte.