El delantero se lamentó por la situación que llevó al goleador a dejar el club. “A mí me tendrían que echar para que me vaya”, dijo el Laucha.

10La partida de los máximos referentes de Lanús sigue dando que hablar. Primero fue el capitán Maximiliano Velázquez y luego el goleador José Sand.
El Laucha Acosta, compañero en el tridente de ataque junto al Pepe, no esquivó el bulto y se refirió a un tema que perdurará por largo tiempo.
“Las formas no son las mejores y si bien los dirigentes están para tomar decisiones, me parece que se equivocaron porque no es la manera de tratar a jugadores que son ídolos del club y dejaron una huella importante”, explicó.
Sand fue el goleador de la Copa Libertadores, donde Lanús logró el subcampeonato y le faltaban pocos goles para ser el máximo anotador de la historia del club Granate.
El conflicto se originó porque Sand no sabía si le iban a renovar su contrato en junio. Ahí surgió el problema con el presidente Nicolás Russo.
“Fue un choque de egos entre Pepe y Nicolás Russo. Son grandes, podrían haber hablado y resuelto la situación. El grupo manifestó su descontento con la situación porque no nos hace bien”, dijo Acosta.
Para cerrar el tema remató: “El único perjudicado es Lanús. Ni Sand, ni Russo ni Acosta, acá pierde el club”.
Y agregó: “Cada uno piensa distinto. Pepe estaba un poco molesto y actuó en consecuencia. A mí me tendrían que echar para que me vaya”.
El Laucha es otro de los emblemas de Lanús. Debutó en el Granate en 2006 y permaneció hasta 2008. Después pasó por Sevilla y Racing de Santander (ambos de España) y Boca, para volver a su casa en 2013.
Su intención es retirarse en Lanús y parece que va camino a lograrlo, ya que rechazó ofertas millonarias de otros clubes. ■