Un ladrón fue abatido por un policía de civil, cuando intentó robar junto a un cómplice la heladería Grido, ayer a las 19, ubicada en Antártida Argentina al 1600, en Llavallol, según informó Alerta Provincia. Los testigos contaron que el oficial dio la voz de alto, disparó contra la vidriera y  mató a uno de los dos delincuentes.

El local de Grido queda sobre Antártida Argentina.

Los dos hombres armados entraron a la heladería, donde redujeron al personal y a los clientes. En el local se encontraba un oficial de la Policía Local de Esteban Echeverría de franco junto a su sobrina. Según quienes estaban en el lugar, los delincuentes quisieron robarle sus pertenencias, y el oficial dio la voz de mando y extrajo su arma, una Bersa Thinder, con la que efectuó dos y tres disparos: uno dio en el tórax de uno de los delincuentes, mientras que el otro logró escapar.

Vecinos y cámaras de seguridad registraron lo ocurrido.

Por su parte, el oficial no sufrió lesiones mientras que el delincuente herido cayó abatido en la vereda del local. Lo sucedido quedó registrado por las cámaras de seguridad.

Tras conocerse la noticia, los vecinos de Llavallol dieron su opinión sobre el episodio, y mientras algunos felicitaron el accionar del policía, a otros les pareció desmesurada la medida. “Otra vez la Policía cuidando los intereses de los que más tienen.

El delincuente quedó abatido en la calle.

Seguro que ese cobarde lo mató por la espalda”, analizó Oscar Lugonez, mientras que Pikii Llavallol escribió en las redes: “Violencia con violencia no nos lleva a nada. Me verguenza como ser humano ver cómo la gente desprecia tanto la vida misma. No está bien robar, obvio que no. Pero yo me pregunto: ¿Somos jueces para condenar o dioses para juzgar? Tenemos hijos, sobrinos, hermanos. Ése chico imagino que no merecía pagar un robo con su muerte y que lo maten como a un perro. Ni a un perro se le hace eso”.

El efectivo de franco era de la Policía Local.

Por otro lado, estuvieron lo que aplaudieron. “Ése chico es dueño de la vida de las personas de bien, que trabajan lícitamente. Los que roban saben a qué se exponen”, discrepó Flavia Porcari. “Si no lo mataban al chorro más adelante tal vez te podría matar a vos o a algún familiar tuyo. Nadie lo mandó a robar. Ojalá sigan limpiando el barrio que ya muchos de estos hay”, posteó Daiana Casanova.