Una adolescente de 13 años que había ido salido a tomar un helado fue asesinada de un balazo en la cabeza al resistirse a que dos motochorros le robaran el celular en el partido bonaerense de Ituzaingó, informaron hoy fuentes policiales.