Martín y Viñuales conversaron con alumnos de escuelas técnicas

El Intendente y el jefe de Gabinete de Lomas visitaron el taller ubicado en Ana Acerboni y Camino Negro, donde los estudiantes desarrollan su primera experiencia laboral y trasladan los conocimientos adquiridos en diversas especialidades.

Los estudiantes secundarios de escuelas, institutos técnicos y centros de formación integral desarrollan su primera experiencia laboral en distintos espacios de Lomas. El intendente, Martín Insaurralde, y el jefe de Gabinete, Guillermo Viñuales, visitaron uno de los talleres y conversaron con los alumnos.

“Las prácticas se desarrollan hace cuatro años y son un orgullo más que tenemos junto a nuestras escuelas técnicas en Lomas de Zamora a través de un trabajo articulado impresionante. Hay 700 chicos por año que pasan por cada uno de estos cursos y tecnicaturas que apuntan a la capacitación y a trasladar lo que ellos estudian en sus establecimientos educativos”, señaló Martín durante la recorrida por las instalaciones del taller ubicado en Ana Acerboni y Camino Negro.

Allí, los alumnos de la Técnica Nº5 de Temperley Este -con especialidad en Automotor- realizan reparaciones de tren delantero, services (cambio de aceite y filtros), revisión de circuitos eléctricos y reparación de móviles colocando equipos de balizas, LEDs, chapa y pintura, entre otras tareas. “Los chicos hacen las prácticas y tienen una doble contraprestación no soló con la plata que reciben por la beca, sino que también arreglan las motos, patrulleros y ambulancias, generando un ahorro económico muy grande para cuidar el dinero de todos los vecinos”, agregó Insaurralde, quien destacó el “sentido de pertenencia” de los alumnos.

“Los estudiantes llevan a la práctica lo que estudiaron durante siete años con sus especialidades, que van desde Automotor, Química, Informática, Maestro Mayor de Obra hasta Administración. Son 200 horas de práctica y lo que hemos escuchado con asombro es que hay muchos de los chicos que vienen más horas de las que tienen asignadas porque están fascinados por poder ver, en este caso, distintos tipos de automotores que nunca hubieran visto en su escuela”, remarcó Viñuales, quien agregó: “Es un programa de integración que genera el primer paso hacia el trabajo y alguno de ellos después se suman a las empresas que están establecidas en Lomas”.

Además de la Nº5, de la iniciativa participan las otras ocho escuelas técnicas de los distintos barrios; los institutos Emilio Lamarca, San Bonifacio y Nuestra Señora de Itatí; las Escuelas de Educación Especial 501 y 508; y el Centro de Formación Integral Nº1. También hay especialidades como Electromecánica, Electrónica, Química y Auxiliares de Cocina.

Por ejemplo, los alumnos de Electromecánica pertenecientes a la Técnica Nº6 Ingeniero Passalacqua, de Banfield Este, desarrollan sus prácticas en el Parque Industrial de Llavallol; y los de Maestro Mayor de Obras relevan los planos edilicios de escuelas y realizan un anteproyecto para una nueva edificación y ampliación del Conservatorio Julián Aguirre El programa ofrece un subsidio de $35 mil para cada establecimiento, mientras que cada estudiante recibe $1.700 por un período de tres meses.

RECICLADO URBANO. Martín y Viñuales también supervisaron la construcción de vehículos para erradicar la tracción a sangre y promover la separación de residuos sólidos en los distintos barrios.

“Es una iniciativa que está creciendo en toda la ciudad y cuenta con circuitos predestinados, la disposición de cada uno de los lugares y cómo se deben separar los residuos. En el taller los chicos hacen los carros, las reparaciones y tienen la felicidad de haber creado este programa que además comprende una tarea de concientización constante en los barrios junto a los vecinos”, indicó Martín.

Los recicladores que recibieron los vehículos cuentan con indumentaria, elementos acordes a su tarea y también fueron capacitados en conceptos como la reutilización, reciclaje y reducción de los residuos sólidos urbanos que se encargan de recolectar en sus recorridas por los barrios.

“Hay un taller de herrería donde se hacen los carros y cooperativistas que trabajan en cada uno de estos recorridos, donde tienen un lugar a disposición para llevar a cabo la separación”, agregó Insaurralde, sobre la iniciativa.

“El reemplazo del caballo por un motocarro es un pedido de la gente en todos lados y también hay un trabajo social muy fuerte de ir convenciendo a las personas que trabajan con el caballo de que lo reemplacen con este nuevo elemento”, expresó Viñuales, quien además agregó: “Esto llegó a los barrios y a las escuelas, que abrieron sus puertas y fueron las primeras que alcanzaron sus elementos reciclados, y también están concientizando a las familias”.

LAS ESCUELAS AYUDAN. Los motorrecicladores se acercan semanalmente -en el horario de 13 a 17- para juntar elementos como plástico, cartón y papel que son separados por las escuelas en bolsas verdes o rotuladas.

La iniciativa se lleva a cabo los lunes en Banfield Oeste y cuenta con la participación del Jardín de Infantes N°918, la Primaria N°33 y la Secundaria Conformada Nº12.

Los martes es el turno del Jardín Rincón Feliz Nº1, Jardín N°928, Primaria N°5, Secundaria Conformada N°13 y el Colegio Alemán de Lomas Oeste.

Por su parte, los miércoles se trasladan por las instituciones de Temperley Oeste como el Jardín de Infantes N°911, Primaria N°37, Técnica N°5, Colegio Alemán y por los tres niveles del Colegio Generación.

Y el jueves finaliza el recorrido en la Técnica N°4, de Antártida Argentina 2740. Cada trabajador retira el material para su etapa posterior de clasificación y reciclado, lo que les permite obtener un recurso económico propio. El proyecto incluye a los vecinos de esas delegaciones y en San José.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co