El Intendente verificó el avance de las obras en Caseros y Álvarez Thomas, Lomas Oeste, donde se despliegan trabajos para mejorar la infraestructura hídrica. El proyecto, con fondos del Municipio, comenzó en mayo y se extiende en distintas zonas. Incluye 300 sumideros y 75 bocas de inspección. 

Martín charló con los vecinos de la zona.

Para mejorar la infraestructura hídrica y evitar que se generen anegamientos en barrios y centros comerciales, el Municipio de Lomas avanza con la reconstrucción de sumideros y bocas de inspección en puntos estratégicos. El Intendente, Martín Insaurralde, supervisó ayer los trabajos en Caseros y Álvarez Thomas, en Lomas Oeste, donde también charló con los vecinos.

“En mayo comenzamos con nuestro programa de reconstrucción de sumideros y bocas de tormenta con fondos del Municipio y hoy supervisamos los trabajos que permitirán que los vecinos puedan estar tranquilos los días de lluvia”, dijo Martín.

EN NÚMEROS. El plan, que se realiza con fondos provenientes de las arcas comunales, contempla el arreglo y la puesta a punto de 300 bocas de tormenta y 75 cámaras de inspección, a cargo del personal de la Secretaría de Obras y Servicios Públicos local.

“Estas mejoras tienen que ver con el escurrimiento de agua para prevenir inundaciones. Es un gran programa que está dando muchos efectos positivos. Comenzamos con programas más ambiciosos, la limpieza de los conductos y de las cuencas de los arroyos.”

“Estas mejoras tienen que ver con el escurrimiento de agua para prevenir inundaciones. Es un gran programa que está dando muchos efectos positivos”, señaló el Intendente, quien estuvo acompañado por el secretario de Obras y Servicios Públicos de Lomas, Emiliano Piergiovanni.

Luego, agregó: “Comenzamos con programas más ambiciosos, la limpieza de los conductos y de las cuencas de los arroyos”.

Martín destacó la importancia de estas mejoras.

ALGUNAS DE LAS TAREAS REALIZADAS. Ya se ejecutaron reparaciones en Lomas Microcentro: en Pereyra Lucena entre Alem y Acevedo; Alem entre Pereyra Lucena y Rivera; y Manuel Castro entre Pereyra Lucena y Rivera. En tanto, en Temperley Oeste las obras se efectuaron en San Pedro y Pringles; 25 de Mayo y Meeks; San Benito y General Paz; y Avellaneda en el cruce con San Mateo.

Pereyra Lucena, Alem, Manuel Castro, 25 de Mayo, Avellaneda, Santa Isabel y Maipú, algunas de las calles por donde pasaron las cuadrillas.

En Parque Barón, por ejemplo, los arreglos se replicaron sobre la calle Año de Libertador entre Chocano y Valdez, y en Santa Isabel entre Año del Libertador y Los Aromos. Por último, en Banfield Este se efectuaron acciones en Arenales y Pintos, y en Maipú y Palacios.

Avances en Álvarez Thomas y Caseros.

LA VOZ DE LOS VECINOS. Vanesa Rizos, de Avellaneda y San Mateo, por donde ya estuvieron las cuadrillas del Municipio, remarcó: “El trabajo fue muy prolijo y bastante rápido. No hemos tenido una lluvia muy fuerte para ver los resultados, pero seguramente se notará después de esto”.

Por su parte, Francisco Asimilo, de Maipú, casi esquina Palacios, hizo un llamado a los vecinos de la zona. “Es necesario que todos colaboremos con la limpieza del lugar, porque si se tiran botellas de plástico, mugre, más las hojas de los árboles, no hay boca de tormenta que aguante”, dijo.