“Maduré mucho y ahora pienso como profesional”

Rodrigo Bogado habló de su presente, de lo que significó bajar a Reserva y de su sentimiento por el club. “A veces soy más hincha que jugador”, contó.

Rápido, atrevido y habilidoso. Rodrigo Bogado mostró esas virtudes en su carta de presentación en la primera de Los Andes y, con dos goles y varias asistencias, se erigió como uno de los puntos altos del equipo en la recta final de el último torneo.

Con apenas 18 años, ya empezó a destacarse dentro del plantel profesional del Milrayitas, pero vive este momento con “mucha tranquilidad”, sabiendo que todavía es “un pibe” al que le “falta aprender muchas cosas”.

“Yo pongo lo mejor de mí y siempre escucho lo que me dicen, sin hacer nada raro y respetando a los mayores. Eso me hizo madurar”, afirmó el juvenil, que pese a su corta edad tuvo que soportar algunas cuestiones que lo hicieron crecer y que le hacen ver hoy todo desde otro punto de vista.

En 2014, tuvo una experiencia de cuatro meses en las divisiones inferiores de Boca, pero tuvo que regresar a Los Andes por el accionar de los dirigentes para retenerlo. Ya de vuelta en el club, en 2015, fue subido a primera con Fabián Nardozza como entrenador y estuvo con los profesionales hasta fines de 2016, momento en que el técnico Aníbal Biggeri decidió bajarlo a Reserva.

Meses después, el propio Biggeri lo subió nuevamente y le dio la primera oportunidad como titular en el equipo. Y de ahí en más, no salió de la alineación principal. “El hecho de bajar a Reserva me hizo pensar en muchas cuestiones. Primero, entender que había algo que estaba haciendo mal o que debía corregir. Y creo que eso me hizo madurar. Dejé de pensar como un juvenil y hoy pienso como un profesional. Por suerte, tuve otra oportunidad y pude jugar, hacer goles y dar asistencias. Creo que hice buenos partidos, pero todavía tengo mucho por mejorar”, remarcó Bogado.

Ya afianzado dentro del plantel, el juvenil es consciente que “ser profesional implica una responsabilidad mayor a la que se tiene cuando se juega en inferiores” y también comentó que su paternidad (tiene dos hijos) lo hizo crecer como persona.

“El ser papá de chico me está haciendo ver de otra manera la vida. Tengo muchas cosas por qué luchar y por sostener. Por eso, hoy en lo primero que pienso es en mis dos hijos y después en la familia, que siempre me acompaña. Ellos me ayudaron mucho”, contó el joven.

LOS ANDES, UNA PASIÓN. En cuanto a lo que significa el club para él, fue claro. “A veces soy más hincha que jugador”, afirmó el chico que se crió enfrente del predio de Villa Albertina, donde tuvo como maestros a viejas glorias del club.

“Siempre estuve mentalizado en que quería jugar en Los Andes, hasta cuando estuve en Boca. Lo quiero mucho al club y estos colores me tiran. Siempre supe que iba a jugar con esa camiseta y hoy quiero aprovechar la oportunidad”, remarcó Bogado.

Y lo está aprovechando. Desde que debutó como titular y con un gol incluido ante Juventud Unida, usó todas las oportunidades. “Estoy muy feliz con este presente”, cerró.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co