Luego del lanzamiento de la Jumper, Citroën comenzó la preventa de la Jumpy

Importada de Uruguay, esta van es ideal para el transporte comercial: tiene dimensiones cómodas para la ciudad, soporta una carga de 1.500 kilos y cuenta con varios lugares para guardar objetos. 

En una agenda cargada, Citroën, luego del lanzamiento de la Jumper, lanzó a la preventa a su hermana menor, la Jumpy, una van de dimensiones reducidas, al estilo de la Mercedes Benz Vito, con un largo total de 5.3 metros y una altura de 1,94 metros. Son dimensiones cómodas para estacionar en la calle y para ingresar en los estacionamientos sin problemas, además evita los costos extras en los peajes.
Es un vehículo comercial ideal para el transporte de cargas en el ámbito urbano, teniendo una capacidad en su habitáculo para transportar a 3 pasajeros. Se ubica entre el modelo Berlingo y la recientemente lanzada Jumper.Construida sobre la plataforma MP2 y ensamblada en Uruguay, la Jumpy soporta una carga de 1.500 kilos.
A nivel mecánico, cuenta con un impulsor HDi de 115 CV acoplado a una caja manual de 6ta y la particularidad de que este motor diesel también utiliza la Urea, con un pequeño tanque extra que se recarga cada 17.000 kilómetros. En cuanto a la seguridad, tiene doble airbag, ABS, ESP (Control Electrónico de Estabilidad) y ayuda de arranque en pendiente.
En materia de equipamiento, cuenta con levanta vidrios y espejos eléctricos, puerta lateral corrediza, limitador y control de velocidad crucero, cierre centralizado con comando a distancia y varios lugares guarda objetos, pero el más importante es la caja de carga, donde hay 6,1 m3 de volumen útil. Además, cuenta con un pequeño truco denominado Moduwork, que aprovecha 0,5 m3 extras extendiendo en 1.16m la posibilidad a lo largo, hasta alcanzar 4,02 metros en total. ¿Cómo lo hace? Con una pequeña abertura que posibilita colocar una carga de ese largo y que la misma quede por debajo del asiento del acompañante, pero sin invadir el habitáculo.
En el interior, parece así una oficina móvil, una posición de manejo confortable con múltiples lugares para guardar pertenencias o productos y materiales de calidad con esmerados encastres de matricería.
Al igual que su hermana, la nueva Citroën Jumpy incorpora algunas novedades más que interesantes, como un display head-up a todo color en el que el conductor puede seleccionar la información que ve, pero que principalmente muestra la velocidad en curso y la máxima de la vía, además de la lectura de las señales. Si se equipa a la nueva furgoneta de Citroën con la cámara frontal necesaria para esta última función, además, puede llevar control de crucero adaptativo y luces de carretera y cruce automáticas.
El lanzamiento comercial se espera para el 15 de octubre. Pero desde el de septiembre se comercializa a modo de preventa a $535.000 para luego venderse en toda la red de concesionarios.
Tiene garantía por 2 años ó 100.000 kilómetros, con la particularidad de que sus services son cada 20.000 kilómetros. ■

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co