El Municipio continúa con el reemplazo de los focos incandescentes por nuevos artefactos de tecnología de avanzada. En las últimas semanas, las cuadrillas trabajaron en distintos barrios para profundizar la seguridad, y mejorar la visibilidad y el consumo.

Hubo trabajos en Banfield, Centenario, Llavallol Sur, Lomas Oeste y Temperley Oeste.

Con el objetivo de mejorar la visibilidad en horario nocturno y contribuir con la seguridad en los distintos barrios, el Municipio de Lomas avanza con la instalación de nuevas luminarias en calles, avenidas, espacios públicos y zonas comerciales.

También llegan a las inmediaciones de las escuelas.

“Este programa inédito en Lomas busca poner en valor los barrios y reforzar la seguridad, generando una mayor calidad de iluminación y la readecuación del sistema con nuevos artefactos para disminuir el consumo”, señaló el intendente, Martín Insaurralde.

Durante las últimas semanas, el reemplazo de los focos incandescentes por artefactos de tecnología LED se llevó a cabo en Banfield Oeste, donde las cuadrillas trabajaron sobre Alem, desde Uriarte hasta Vieytes, incluyendo a las plazas Roberto Sánchez y De La Familia.

Las tareas se replicaron en Supe, Vieytes, Araoz, Almafuerte, Monteagudo, Acevedo, Mentruyt y Alvear. Mientras que en la zona Este de la Delegación, las conexiones llegaron a las calles Quintana, Derqui, Cabrera y Pueyrredón.

El Programa de Reconversión Lumínica continuó por Centenario. Allí, se instalaron LEDs en Rawson, Marsella y en Luis Siciliano, desde Martin Rodriguez hasta Larroque. Por su parte, en Llavallol Sur se cubrieron los sectores 2 y 3 del Barrio Campanario comprendido por Kurth, entre Tordillo y Polonia; y Santos Vega, desde Euskal Echea y Doyhenard.

Y en Lomas Oeste, las acciones tuvieron lugar en 24 de Mayo; entre Molina Arrotea y Ramón Falcón; Castelli, de Estrada hasta Belelli; Chopin, entre Portela y Rivera; Mascagni, desde Portela hasta Rivera; Penna, entre Boedo y Laprida; Boedo, entre Tucumán y Baliña; Mentruyt, desde Larrea a Las Heras; y Filiberto entre Loría y Gorriti. Anteriormente, se había completado toda la extensión de las calles Molina Arrotea, Oliden, Garibaldi, Laprida, Las Heras, Pereyra Lucena, Santa Fe y Frías.

Son más potentes y consumen menos.
Son más potentes y consumen menos.

Para brindarle mayor seguridad a la comunidad durante el ingreso y egreso a las escuelas, se están colocando luminarias en las inmediaciones y accesos a los edificios. “En los últimos días superamos los 250 frentes de establecimientos educativos y también se hicieron 103 frentes de clubes de barrio”, informó el secretario de Obras y Servicios Públicos, Emiliano Piergiovanni.

Las escuelas Nº5, Nº13, Nº14, Nº21, Nº29, Nº34, Nº37, Nº38, Nº39, Nº64, Nº313; los jardines Nº901, Nº902, Nº917, Nº928; los colegios San Francisco Javier, Nuestra Señora de Luján, Sagrado Corazón, San Alberto Magno y el campo de deportes del José Hernández; y la Escuela de Educación Especial Nº503 fueron los establecimientos beneficiados en Lomas Oeste.

En Banfield Oeste, la iniciativa se desplegó en las primaria Nº15 y Nº33; los jardines Nº907, Jacuna y Las Ardillitas; los colegios Esteban Echeverría, Bertrand Russell y Estrada; la Técnica Nº7 y la Escuela Normal Superior Antonio Mentruyt (ENAM).

Y también hubo trabajos en el Jardín Nº911; las técnicas Nº2 y Nº5; y los colegios Raíces y Alemán, pertenecientes a la Delegación de Temperley Oeste. Estos dispositivos tienen ventajas en comparación con las de sodio o incandescentes, ya que consumen hasta 50% menos de energía y tienen una durabilidad de 50 mil horas frente a las 10 mil que poseen los antiguos artefactos.