La construcción del Aliviador Este avanza en simultáneo en dos frentes

Las máquinas le dan forma al entubado en Fiorito sobre Conesa, entre Ayolas y Quesada; y en Murature, entre Pilar y Figueredo. El nuevo conducto está en la última etapa de obra y una vez listo permitirá drenar el agua los días de lluvia a la zona del Riachuelo. 

El problema de las inundaciones pronto llegará a su fin en Fiorito, Banfield y Centenario. El Municipio y la Provincia continúan avanzando en la construcción del Aliviador del Este del Arroyo Unamuno para darle forma al nuevo canal entubado que transportará el agua los días de lluvia hacia la zona del Riachuelo y beneficiará a cientos de miles de vecinos. El proyecto avanza en simultáneo en dos tramos: las máquinas y las cuadrillas trabajan en Conesa, entre Ayolas y Quesada; y en Murature, entre Pilar y Figueredo. El sistema de desagüe tendrá seis metros de ancho y cuatro de profundidad y se extenderá por debajo de la calle a lo largo de cuatro kilómetros hasta la Estación de Bombeo de Fiorito. “Esta obra desde hace décadas era un reclamo de los vecinos y hoy está a punto de ser una realidad a partir de un fuerte trabajo que estamos realizando junto al Municipio para que Lomas siga creciendo”, remarcó el intendente, Martín Insaurralde. El aliviador se iniciará en la intersección de las calles Morazán y Marsella y se extenderá por Amberes, Conesa, Pilcomayo y Murature hasta llegar a La Ribera Sur. Al tratarse de una obra de magnitud, se está realizando por etapas para no
complicar la rutina diaria. Para la edificación del canal se está llevando a cabo un trabajo delicado: primero se hace una medición del nivel de las napas, luego se prepara el terreno y después se ponen tabiques cuadra por cuadra para darle forma al canal entubado. Esto es clave, ya que al tratarse de una zona inundable, la tierra no es firme, entonces es necesario armar este tipo de estructuras para instalar la red. “Dadas las características de la zona hace que tenga algunos inconvenientes de derrumbe, por eso se toman todos los recaudos necesarios para prevenir cualquier tipo de accidente”, explicó el delegado de Fiorito, Leonardo Leandro. Una vez construido el canal, se tapará todo y se construirán nuevos pavimentos. Esto permitirá no sólo terminar con las calles de tierra sino revalorizar las casas de la zona. En Centenario, las cuadrillas ya concluyeron las obras hídricas y de asfalto en Conesa, entre Amberes y Ejército de los Ándes; Amberes, de Conesa a Morazán; y 500 metros sobre Morazán desde Amberes hasta Marsella. Adicionalmente, pavimentaron en carpeta asfáltica unas 20 calles como Barcelona, Filardi y Martín Rodríguez, entre otras. “Esta obra es histórica. Va a mejorar sustancialmente las
condiciones de vida de nuestros vecinos”, destacó la delegada de Centenario, Graciela Chávez tras las tareas. La obra se complementó con otros trabajos como la construcción de nuevas redes de desagües y sumideros en el barrio. Sobre 70 metros de París, or caso, se instalaron caños de hormigón de 800 milímetros de diámetro que fueron conectados al entubado del arroyo. Al mismo tiempo se planificó otra red en Capitán Sarmiento, desde Fallieres hasta Gabriel Miró. Jorge Marcone, vecino de la zona, contó que espera que la obra termine en tiempo y forma para ver los resultados. “Ojalá no se inunde más por acá. Nos dicen que las obras van a permitir eso. Esperemos que así sea”, señaló el hombre que desde hace 15 años vive en la zona. ■

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co