El entrenador admitió el contacto con Temperley y ayer ya le comunicó al club de Paraná que no continuará como técnico.

Iván Delfino está cada vez más cerca de firmar su con trato y dirigir a Temperley. Está todo encaminado y es el apuntado para reemplazar a Ricardo Rezza.
El entrenador, que viene de conseguir el ascenso a Primera con Patronato, está por terminar sus vacaciones pero a la vez, aguarda el llamado de su representante con el anuncio de que “ya está todo listo” con el Gasolero, a la vez que
resolvió la salida del conjunto de Paraná.
“Lo de Temperley es concreto, pero todavía quedan detalles. Mi representante ya está cerrando la salida de Patronato”, explicó el ex defensor de El Porvenir.
Al mismo tiempo, Delfino contó: “Sabía que tarde o temprano esta oportunidad me iba a llegar. Pero en definitiva son
los jugadores quienes nos hacen mejores o peores”.

CON HUMILDAD
Delfino se mostró con perfil bajo, pero orgulloso de que le toque la chance de conducir en la máxima categoría. “Me siento un privilegiado porque sólo dirigí siete años y siempre en el Interior. Ojalá pueda dirigir en Primera y estar a la altura”, sostuvo.
En la B Nacional, Patronato logró 23 triunfos, 13 empates y 6 derrotas en la etapa regular, con dos triunfos y dos empates en el Reducido para ascender. Lo más importante fue ver su rendimiento de local. 18 victorias, 6 igualdades y sólo 2 partidos perdidos pueden ser la señal de la idea que tiene Delfino para Temperley, haciéndose fuerte en el Beranger.
“Nunca me tocó dirigir en Primera. Con el grupo de trabajo creemos que lo podemos hacer. Hay muchas diferencias aunque pensamos que estamos en condiciones”, relató.