Instalan más alarmas en escuelas para prevenir robos y vandalismo

El Municipio ya colocó dispositivos con sensores de movimiento en 258 edificios en los que funcionan más de 350 servicios educativos (desde jardines hasta terciarios). Los establecimientos están conectados directamente al Centro de Monitoreo.

Con la idea de evitar robos y actos vandálicos en las escuelas de Lomas, el Municipio continúa instalando alarmas en los establecimientos educativos de los distintos barrios. El sistema de seguridad ya funciona en 258 edificios que tienen conexión directa con el Centro de Monitoreo local para mejorar el tiempo de respuesta ante una emergencia.

En las últimas semanas se colocaron dispositivos con sensores de movimiento en las primarias Nº55 (de Llavallol Norte); Nº14 (Lomas Oeste); Nº30 y Nº31 (Banfield Este), las secundarias Nº390 (de Temperley Este), Nº341 (Lomas Oeste); y las secundarias conformadas Nº59 (de Lomas Microcentro), Nº39 (Albertina); y Nº36 (Centenario). El intendente, Martín Insaurralde, aseguró que el plan da cuenta del “compromiso” del Municipio con la educación para generar “mayor prevención” en las escuelas.

“Redoblamos los esfuerzos para darles tranquilidad a los alumnos, docentes y padres. El uso de la tecnología nos permite resguardar las instituciones en los días y horarios en que no hay clases”, apuntó.

La conexión, el mantenimiento y los costos de la instalación de las alarmas y los sensores están a cargo del Municipio, que desarrolla un trabajo conjunto entre la Subsecretaría de Educación y la Secretaría de Seguridad.

A cada directivo se le entregó un tablero para activar y desactivar la alarma en los diferentes sectores de cada edificio. Con estas medidas, más el aporte del Programa Alerta Escuelas, la tasa de delitos bajó un 80% en el último año.

A su vez, el programa permitió que los colegios dejaran de pagar un sistema de seguridad privado que representaba un gasto significativo mensual. Gabriela Fernández, maestra del Jardín N°941, una de las instituciones que cuentan con la alarma, comentó: “Nos llamaron para ver si necesitábamos la alarma y vinieron a instalarla. Más allá de los materiales o las cosas de valor, está el trabajo de los chicos y el amor que le ponen, así que la tranquilidad también es para ellos”.

Con el objetivo de ampliar la seguridad en la entrada y salida de las instituciones educativas y sus alrededores, a lo largo de la ciudad hay 18 corredores que están dispuestos en 56 subzonas para controlar a 308 edificios que representan a 415 establecimientos -tanto estatales como privados- de todos los niveles (desde jardín a terciario).

Durante el horario escolar, los móviles de la Policía Local realizan recorridas permanentes que incluyen intercepciones, inspecciones de vehículos y motos, e identificación de ciudadanos. La iniciativa se despliega en Fiorito, Centenario, Budge, Albertina, Santa Marta, San José, Temperley, Lomas Microcentro, Banfield, Llavallol, Turdera, Santa Catalina y Lamadrid.

Una vez que finaliza la jornada, los agentes controlan las paradas de colectivo y las calles de la zona. Con esto, se logra cubrir el espectro de mayor circulación de alumnos, docentes y padres en los ingresos y salidas de los establecimientos.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co