Deben tener la temperatura adecuada.

En controles rutinarios, la Dirección de Fiscalización del Municipio de Presidente Perón clausuró una serie de negocios en Guernica, a raíz de serias irregularidades en su funcionamiento.
Uno de los sitios que cayó es una carnicería ubicada en el centro guerniquense que fabricaba embutidos y no contaba con la documentación de procedencia de la carne. Además, otro negocio de similares características tenía carne en mal estado y no cumplía con las normas de refrigeración.
Otra clausura se realizó en una conocida fiambrería ubicada en la avenida Eva Perón, la cual tenía fiambres y embutidos en mal estado, panes, alimentos frescos, entre otros productos. Todos vencidos, incluso se encontraron fiambres vencidos desde hace más de 3 años.
También se interceptó un vehículo utilitario que transportaba cajones de pollo, sin la temperatura adecuada para la conservación del producto.
En cada caso se labraron actas de clausura y se incautó toda la mercadería comprometida, destruyéndola a continuación. ■