Más allá de la situación que atraviesa el fútbol argentino, Los Andes continúa enfocado en potenciar el equipo de cara al próximo semestre y la dirigencia apuntó sus ojos a Federico Presedo, uno de los destacados de Fénix en el último semestre, para que se convierta en el tercer refuerzo del equipo.

Si bien el Milrayitas ya incorporó a dos futbolistas, podrá sumar otro por la lesión de Germán Basualdo, que se rompió los ligamentos cruzados de la rodilla derecha y no jugará en lo que resta del torneo, y por eso fueron a la carga por Presedo, máximo goleador de Fénix en el último semestre.

El volante de 24 años se desempeña por la derecha y tiene mucha llegada al gol, algo muy importante para el entrenador Aníbal Biggeri. Las víctimas de Presedo en el último semestre fueron: Talleres de Remedio de Escalada (dos goles), Acasuso, Almirante Brown y Platense.

En caso de concretarse su arribo, el joven volante se convertirá en una pieza importante de recambio, ya que Biggeri tiene pocos jugadores con vocación ofensiva.

Presedo fue observado atentamente por el DT del Milrayitas en el amistoso de hace algunas semanas ante Fénix, en el que Presedo jugó para el once titular del equipo de Pilar.