Una vez más el centro de salud tuvo que suspender la atención por problemas edilicios. Esta vez fue un artefacto del sistema de calefacción. 

Continúan los problemas en el Oñativia.

Los problemas parecen potenciarse cada día en el Hospital Oñativia de Rafael Calzada, este miércoles, el centro de salud sufrió la explosión de un radiador del sistema de calefacción que inundó unos de los sectores y debieron suspender la atención.

Los problemas de infraestructura son muchos y no hay respuestas mientras que los pacientes padecen cotidianamente la reprogramación de sus turnos.

Desde el sindicato que agrupa a los profesionales de la salud aseguraron: “CICOP viene denunciando los problemas de infraestructura desde hace un largo tiempo”.

Hoy se debieron reprogramar los turnos en una área tan sensible como la oncología por la inundación que generó la explosión del radiador.

“Fueron estallando varios radiadores de maternidad como reclamamos los fueron reparando. Hay que revisar todo el sistema porque va estallando otros. En los consultorios externos no hay calefacción”, explicaron desde el hospital.