Arrieta presidió la reunión.

Para delinear los operativos de este año, el intendente de Cañuelas, Gustavo Arrieta, se reunió con la Mesa Operativa de Seguridad conformada por jefes y representantes de todas las fuerzas operativas en el distrito. Durante el encuentro monitorearon el desarrollo de las tareas de control y prevención del delito en todos los barrios y proyectaron acciones conjuntas y objetivos para el 2018.

“Ante el agravamiento de las estadísticas de seguridad en la provincia de Buenos Aires y en los distritos que nos rodean; debemos duplicar los esfuerzos desde las fuerzas operativas y desde el compromiso comunitario para poder sostener y fortalecer el funcionamiento de la Seguridad Ciudadana en Cañuelas. Esto nos obliga a un intercambio y a una inversión constante que no solamente aborde el presente, sino las posibles limitaciones futuras”, explicó al respecto Arrieta.

Los comisarios explicaron que el mayor problema en la localidad es la falta de efectivos en la mayoría de las fuerzas de seguridad.

Por su parte, los oficiales explicaron que la mayor falencia del sistema actual es la disminución de la cantidad de efectivos con los que cuenta cada una de las fuerzas, siendo el Comando de Patrulla Rural y la Comisaría de la Mujer y la Familia las divisiones más afectadas.

Leé también:  Refuerzan la seguridad con cámaras, alarmas e iluminación en Brown

Además, explicaron que este fenómeno se acentuó por la centralización de los procesos de formación en la Provincia y el cierre de la sede local de la Escuela de Policía.
En paralelo, realizaron un inventario de móviles de cada dependencia y comenzaron a trazar un plan de renovación que llevará a cabo el intendente canalizando las gestiones necesarias frente a la cartera provincial y que contará con aportes de la Comuna.