Cuando festeja, lo hace sobre el final de los encuentros

Cinco de los seis goles que tiene el Milrayitas en la actual temporada los anotó entre los 75 y 90 minutos. Gracias a eso, sumó 11 de los 13 puntos que acumula en el campeonato.

En lo que va del torneo, Los Andes no encontró una regularidad en el juego y hay un dato que marca el andar del elenco de Sergio Rondina: de los seis goles que tiene en la actual temporada, cinco los anotó en los últimos 15 minutos de los encuentros. Y es más. Sólo uno, ante Boca Unidos, lo anotó en el primer tiempo.

La gran mayoría de los 13 puntos (48.1%) que acumula los consiguió cerca del epílogo y eso, más allá de que la campaña no es mala, expone los problemas que tiene para generar juego y lograr mayor eficacia en el arco rival. Nunca anotó más de un gol por partido.

Y esta campaña de casi un 50% de efectividad es gracias a los goles que anotó cerca del final de los partidos. Esos cinco festejos (entre el minuto 75 y el 90) le permitieron sumar 11 de los 13 puntos que tiene. Sin esos goles, que dos fueron de tiro libre y otro de penal, la historia del Milrayitas en el actual torneo sería otra.

El primero lo anotó Rodrigo Bogado, con un exquisito tiro libre ante Atlético Rafaela, a los 78 minutos. Con ese gol, Los Andes se trajo un valioso triunfo de Rafalea. El segundo fue de Matías Linas, a los 79, para que el equipo de Rondina le gane 1-0 a Sarmiento en un partido en el que había jugado muy mal. Después, tras la derrota ante Villa Dálmine, vino una seguidilla de goles sobre el final que permitieron que Los Andes se mantenga cerca de los primeros puestos, ya que sumó cinco de los últimos nueve puntos, con una efectividad del 55.5%.

La racha se extendió con el gol de Junior Mendieta, de penal y los 94 minutos, ante Gimnasia de Jujuy de local. Gracias a ese grito, el Milrayitas, que había tenido una pobre actuación colectiva, rescató un punto inmerecido, pero muy valioso. Y continuó de visitante con el festejo de Ezequiel Cérica, a los 75 minutos, con el que el elenco lomense superó por 1-0 a Riestra en una de sus mejores producciones.

En Caseros, donde Riestra fue local, logró tres puntos importantes para acomodarse en la conversación de arriba. El último gol fue el domingo pasado ante Estudiantes de San Luis en el Gallardón, donde Los Andes rescató un punto por la exquisita pegada de Bogado. El juvenil, de tiro libre, anotó el empate 85 minutos y le permitió al equipo sumar otro empate que suma de cara al futuro.

En este torneo irregular de la B Nacional, el Milrayitas se mantiene con vida por sus goles agónicos, todos cerca del final de los partidos, que son los que le permiten seguir en la conversación de lo que sueñan con lograr el ascenso.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co