El sospechoso con antecedentes por delitos sexuales y en libertad condicional que era buscado por degollar a Nadia Arrieta en Villa Tesei fue detenido este lunes en la localidad bonaerense de Sarandí, donde iba a encontrarse con su actual novia. 

Estaba por encontrarse con su novia.

La clave para detención fue el seguimiento y las escuchas directas que la Justicia había ordenado sobre un número de teléfono celular que usaba el sospechoso y que quedó incorporado a la investigación gracias a que la propia víctima lo dejó anotado en un papel hallado en la escena del crimen.

Tras permanecer un día y medio prófugo, Maximiliano Montiel (38) fue detenido este mediodía por efectivos de las Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Morón en el cruce de las calles Escalada y Edison, de Sarandí, partido de Avellaneda, cuando estaba a punto de encontrarse con su actual pareja.

Al momento de ser detenido, el imputado -cuya imagen ya había sido difundida por los investigadores desde que el sábado por la noche logró huir de los primeros allanamientos-, estaba con el pelo rapado, la barba algo crecida y vestía jean gris, remera negra sin mangas y zapatillas de cuero blancas.

El acusado fue trasladado esta tarde a la Comisaría 1º de Morón, ubicada en Bartolomé Mitre 950, ya que el fiscal a cargo de la causa, Mario Ferrario, dispuso que sea sometido a una revisión médica y luego evaluará si le toma declaración indagatoria hoy mismo o mañana por el delito de “homicidio agravado”.

Leé también:  Aparece debajo de la cama la nena que era buscada en Wilde

Los investigadores habían anunciado que Montiel “estaba acorralado” y era “cuestión de horas” su detención.

“Lo teníamos con escuchas directas. Seguía usando el mismo teléfono celular cuyo número le dio a la víctima para hacerle una compra”, dijo una fuente judicial.

La misma fuente explicó que la propia Arrieta le aportó a la investigación un elemento clave, ya que ese número de celular que guió a la policía a Sarandí “fue anotado por la chica en un papelito que decía ‘Maxi’, que es el segundo nombre del imputado”.

Cuando gracias al sistema AFIS -la base de datos de personas con antecedentes-, la Policía Científica identificó a Montiel por cuatro huellas halladas en unos cerámicos en la escena del crimen, el fiscal Ferrario asoció el nombre “Maxi” y el celular con el sospechoso.

En los allanamientos, los pesquisas incautaron una bolsa celeste con un termo y dos latas para yerba y azúcar de las que vendía Arrieta, por lo que ahora se cree que Montiel le hizo una compra por internet para que la víctima se confiara y le abriera la puerta en el negocio el día del crimen.

Leé también:  Lanzan un city tour para que los vecinos descubran Avellaneda

“La chica vendía por Facebook y Mercado Libre. Estamos revisando la computadora. Creemos que el asesino usó la compra como carnada”, dijo una fuente judicial.

Cuatro fueron los allanamientos que el fiscal Ferrario realizó junto a la Policía Bonaerense en Hurlingham y Banfield para encontrar a Montiel cuando el sábado sus huellas lo delataron.

En uno de esos operativos, en Banfield, la actual pareja de Montiel le dijo a la policía que había ido a cortarle el pelo a unos amigos en un domicilio cercano.

De esa vivienda -que no es una peluquería, sino un domicilio particular-, Montiel huyó minutos antes de la llegada de la policía dejando todas sus cosas tiradas, entre ellas su DNI, la caja de un celular, tres cepillos, un secador de pelo, dos planchitas, y el bolso con el que quedó filmado el día del crimen huyendo de la escena del crimen.

En ese bolso camuflado había elementos que lo comprometen, como una cuchilla que podría ser el arma homicida, precintos plásticos, guantes de látex, una colonia y un juego de llaves de Arrieta con un llavero tipo cinta celeste con el logo y las iniciales de la Universidad de Morón.

Montiel había sido condenado a 18 años de cárcel por una “tentativa de homicidio, abuso sexual, robo y privación de la libertad agravada” cometido el 5 de octubre de 2001.

Leé también:  En el Cilindro, Boca quiere frenar el andar ganador de Racing

El hombre fue beneficiado el 17 de octubre de 2012 con salidas transitorias y luego su defensa interpuso un recurso de apelación porque en varias oportunidades la jueza de Ejecución Penal 2 de Morón, Laura Conti, y los fiscales le negaban la libertad condicional.

El 20 de octubre de 2014, la Sala I de la Cámara de Apelaciones de Morón hizo lugar a la condicional pese a que la pena vencía el 21 de octubre de 2019.

Voceros judiciales revelaron que al menos dos informes del Servicio Penitenciario Bonaerense aconsejaron en 2012 y 2013 los beneficios de la libertad anticipada.

Arrieta (31) fue encontrada asesinada el jueves al mediodía dentro del negocio de venta de regalos llamado “NyB” que tenía junto a su madre, ubicado en la avenida Pedro Díaz 596, casi esquina Gluck, de Villa Tesei, partido de Hurlingham.

La mujer yacía boca arriba en un sector trasero del local, estaba amordazada y atada por detrás de la espalda con una cinta adhesiva de color gris, vestía una remera y tenía ropa interior de la cintura hacia abajo, ya que su pantalón apareció tirado en el baño.

La autopsia confirmó que murió tras ser degollada y no presentaba signos de violación, aunque la hipótesis del ataque sexual no fue descartada, ya que se esperan estudios complementarios.

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here