Tras la detención del marido y el cuñado de la enfermera que fue asesinada en su casa de Longchamps, el padre de ambos manifestó que está seguro que sólo uno de ellos es el culpable del hecho. 

Fue asesinada en su vivienda de Longchamps.

“Estoy seguro que mi hijo Pablo la mató”, afirmó Daniel Guevara, quien entregó a uno de sus hijos y defendió la inocencia del otro.

“Pablo le fue a robar al hermano y la encontró a ella en la casa”, afirmó.

La consecuencia de ese obstáculo inesperado fue la tragedia que se convirtió en noticia el 28 de mayo pasado.

Marcela Coronel murió por asfixia pero antes había recibido tres golpes en la cabeza con un hacha. Su hija, una nena de menos de dos años, había sido abandonada en una plaza de Burzaco.

Leé también:  Colecta de fideos en la Plaza Grigera

Se trata del empleado de seguridad Gabriel Guevara (24) -quien ya había sido imputado en la causa- y su hermano Pablo Daniel Guevara (26), quienes serán indagados por la fiscal especializada en Violencia de Género del Departamento Judicial Lomas de Zamora, Marcela Juan.

Fuentes policiales informaron que los dos sospechosos fueron detenidos anoche por personal del Grupo Técnico Operativo (GTO), el Grupo Apoyo Departamental (GAD) y la División Homicidios de de la Policía de Lomas de Zamora.

De acuerdo a los voceros, la fiscal Juan ya había imputado al marido de la víctima a partir de una serie de contradicciones en las que incurrió al brindar su primer testimonio; en tanto que las sospechas sobre su hermano surgieron principalmente de las imágenes captadas por cámaras de seguridad de la Municipalidad de Almirante Brown.

Leé también:  Línea 79 cierra el ramal San Vicente-Constitución

 

 

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here