La medida fue dispuesta por la fiscal de la causa tras escuchar la ampliación de la indagatoria de los hermanos detenidos de los cuales se sospecha que fueron cómplices al momento de asesinar a Marcela Coronel en su casa de Longchamps. 

Investigan si hubo un tercero en la escena del crimen.

Según los trascendidos, durante la declaración el marido y el cuñado de la enfermera se acusaron mutuamente.

En los próximos días será el juez de Garantías 8 de Lomas de Zamora, Gabriel Vitale, quien decida si convalida o no el pedido de prisión preventiva realizado por la fiscal para los hermanos Guevara.

Todavía está pendiente establecer si hubo una tercera persona, que participó de la “limpieza” de la casa de Longchamps, donde Coronel fue ahorcada.

Leé también:  Motochorros matan al hermano de un futbolista de Estudiantes de Caseros

Mientras Gabriel Guevara ha señalado que es totalmente ajeno al crimen y apuntó a su hermano. Este aseguró que Gabriel le pidió que limpiara la sangre de la casa porque se había mandado “una cagada”, en relación al crimen.

Pablo Guevara es quien llevó a la hija de Gabriel y Marcela de Longchamps a Bruzaco, el día del asesinato, para abandonarla frente a una vivienda, según se visializó a través de las cámaras de seguridad.