En el año el ajuste en las facultades ya alcanza los $14 mil millones. El rector de la Undav, Jorge Calzoni, y sus pares exigen soluciones para poder funcionar.

Los rectores mantuvieron reuniones con distintos bloques legislativos.

El ajuste y la subejecución presupuestaria en las universidades de todo el país despertó una gran preocupación en alumnos y docentes respecto al futuro de la educación superior. A raíz de esta situación, el rector de la Casa de Altos Estudios de Avellaneda, Jorge Calzoni, junto a sus pares, mantuvo encuentros con referentes de distintos bloques legislativos para encontrar una solución a un problema que pone en jaque a las facultades.

Leé también:  Musimundo cerró 10 de sus sucursales

El diagnóstico es unánime. El retraso en el envío de fondos, la suspensión de obras y el aumento de costos hacen peligrar el normal funcionamiento de las clases. Según datos del Instituto de Estudios y Capacitación de (IEC) la Conadu, en lo que va del año, ya se han recortado $1056,4 millones del presupuesto universitario y la deuda en las transferencias exigible a la Secretaría de Políticas Universitarias ya alcanzó los $13.552,7 millones.

“El informe muestra en números duros la profundización del proceso de desfinanciamiento del sistema universitario público que venimos denunciando desde 2016. Es una realidad que ya nadie puede negar, que se vive en las universidades con angustia y preocupación”, aseguró la directora del IEC, Yamile Socolovsky.

Leé también:  Ctera, Conadu y Sadop llamaron a un paro nacional con movilización

En este escenario, los rectores pusieron en debate este tema, así como el aumento en los costos, la paralización de la paritaria docente y el incremento del precio de los equipos importados para laboratorio, entre otros. Mantuvieron encuentros con representantes del Frente para la Victoria-PJ, el Frente Renovador, Peronismo Federal y el bloque Justicialista. También con dirigentes de la Confederación General del Trabajo (CGT).

“Es un combo complicado”, señaló días atrás Calzoni en diálogo con C5N. “Estamos viendo cómo podemos salir de esta situación”, comentó. Entre las opciones que se barajan es la posibilidad de impulsar una ley de Emergencia Educacional.

Así, a poco tiempo del inicio debate del Presupuesto 2019 en el Congreso, los rectores temen que el ajuste implementado por el Gobierno repercuta aún más en el sistema universitario y haga peligrar el normal funcionamiento de las carreras.

Leé también:  Denuncian recortes contra los Centros Educativos Municipales de Avellaneda