Para garantizar el correcto uso de ascensores, rampas y montacargas, el Municipio se encarga de recorrer los edificios y empresas de Lomas con el propósito de comprobar que tengan todos los elementos necesarios para operar en forma segura.

Se realizan inspecciones oculares.

La Dirección de Industrias verifica que estos equipos cuenten con identificación, condiciones adecuadas de la sala de máquinas y un óptimo funcionamiento de los frenos.

“Estas acciones de inspección ocular responden a las consultas recurrentes de nuestros vecinos para saber si el ascensor que utilizan a diario es seguro y se encuentra habilitado.

En cada visita, para confirmar el buen estado de los mismos, se coloca una oblea con los datos del equipo que mes a mes debe contar con el mantenimiento a cargo de una empresa especializada contratada por el consorcio”, indicó el secretario de Gobierno, Martín Chorén.

Ante cualquier anomalía, los usuarios pueden reportarla de forma anónima al 2054-0641.