Construyen los últimos metros del Aliviador

Este en Centenario El proyecto del Arroyo Unamuno se encuentra en su etapa final y las máquinas actualmente trabajan sobre Morazán. El canal llevará el agua al Riachuelo los días de lluvias, y permitirá evitar las inundaciones. Luego se construirán asfaltos.

El problema de las inundaciones pronto quedará en el olvido para los vecinos de Centenario. Allí avanza la construcción del último tramo del Aliviador Este del Arroyo Unamuno: la extensión del canal entubado va tomando forma a lo largo de la calle Morazán y una vez listo permitirá canalizar el agua los días de lluvia directamente hacia la zona del Riachuelo.

El proyecto hoy se encuentra en un 85% de ejecución y restan aproximadamente 100 metros del conducto que se extenderá por cuatro kilómetros hasta la Estación de Bombeo de Fiorito. El canal tendrá seis metros de ancho y cuatro de profundidad e irá por abajo de la calle, por lo que al finalizar la red se harán pavimentos en todo el trayecto entre Barcelona y Amberes.

“Esta obra desde hace más de 50 años era un reclamo de los vecinos y hoy está a punto de ser una realidad gracias al trabajo de un Municipio que está en movimiento y se preocupa por atender las necesidades de la gente”, señaló el intendente, Martín Insaurralde. La obra cuenta con financiamiento de la Provincia y contempla tareas complementarias como la construcción de nuevas redes de desagües y sumideros en la

zona. Sobre 70 metros de París, por ejemplo, se instalaron caños de hormigón de 800 milímetros de diámetro que fueron conectados al entubado del arroyo. Al mismo tiempo se planificó otra red en Capitán Sarmiento, desde Fallieres hasta Gabriel Miró. El Aliviador del Este se inicia en la intersección de Morazán y Marsella y se extiende por Amberes, Conesa, Pilcomayo y Murature hasta la Estación de Bombeo.

En esa zona, el canal entubado trabajará en conjunto con el sistema de la planta para impedir el regreso del agua al barrio, a través de un sistema de compuertas y bombas depresoras.

PASO A PASO. Para la construcción del canal sobre Morazán se está llevando a cabo un trabajo delicado: primero se hace una medición del nivel de las napas y luego las retroexcavadoras comienzan a preparar el terreno, y lo que se está haciendo después es poner tabiques, para darle forma al conducto.

Finalmente, se tapa todo y se construyen nuevas calles de asfalto. Esto permitirá dejar atrás las calles de tierra, e incluso revalorizar por completo las casas de la zona. “La obra es muy importante y genera grandes expectativas”, precisó la delegada

MÁQUINAS DE GRAN PORTE TRABAJAN EN LA CONSTRUCCIÓN DEL CANAL. EL INTENDENTE APUNTÓ QUE “LAS OBRAS CAMBIARÁN POR COMPLETO LA ZONA”. de Centenario, Graciela Chávez. Según estimaciones del Municipio, las mejoras beneficiarán a miles de vecinos de la zona. En simultáneo, en Fiorito avanza otro tramo del Aliviador sobre la calle Conesa a la altura de Canadá.

“Ese tramo va hasta la calle Necol y se empalma con el conducto que ya está hecho”, explicó el director de Asuntos Hídricos, Pedro Procopio. Para que la obra no cause problemas, el Municipio trabaja en la desobstrucción de toda la zona. Martín Ávalos, que vive en el barrio, contó que “desde hace tiempo” eran necesarias estas obras: “Durante años nos inundamos y pedimos una respuesta. Esto, al parecer, traerá un cambio en el barrio”.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co