Ahora, para trasladarse de Aeroparque a Ezeiza hay que usar Tienda León, aportante de Macri.

Dietrich aseguró que daba un déficit de $20 millones.

Con el pretexto de un déficit de $20 millones anuales, el Gobierno cerró la firma estatal ArBus, que conectaba Ezeiza con Aeroparque, y dejó liberado el mercado a la compañía privada Tienda León, aportante en la campaña de Cambiemos. La noticia fue confirmada por el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich.
El servicio, operado por la estatal Intercargo, funcionaba los 365 días del año entre las 6 y las 0, con una espera máxima de 30 minutos y tarifas accesibles. Pero ahora los pasajeros ya no podrán elegir entre dos empresas similares y tendrán que viajar de un aeropuerto a otro en remis, taxi o en los micros de Tienda León, que ahora monopoliza el servicio. Esta firma -cercana al Gobierno- y se quejaba de la competencia desleal que le significaba Arbus, ya que durante el kirchnerismo circulaba a precios muy bajos y conectaban los aeropuertos con más puntos de la Ciudad.
Respecto a los puestos de trabajo, aclararon que “de los 34 empleados que tenía ArBus, 11 fueron reasignados a nuevas tareas dentro de Intercargo mientras que otros 23 serán absorbidos por otras empresas.