El equipo de futsal femenino de Los Andes mostró un gran nivel y lo coronó con el título en Primera Liga. En la tabla general, fue segundo.

El equipo de primera dio la vuelta olímpica en el Microestadio del Gallardón.

Un logro que se festeja. En futsal femenino, Los Andes hizo una campaña excelente, plagada de buenos resultados, y lo coronó de la mejor manera: con el título. Así, se quedó con el torneo Apertura de Primera Liga, en lo que significó la primera participación de la institución en esta competencia.

A lo largo del torneo, las chicas del Milrayitas demostraron su poderío y rápidamente se posicionaron como candidatas. Y los resultados las avalaron. Terminaron con 11 victorias, apenas una derrota, y superaron por dos unidades a Atlas, que terminó segundo. Además, convirtieron 110 goles a favor y sólo recibieron 38 en contra. Todo un campañón.

“Tenemos un nivel muy bueno en Primera. Desde el primer día, sentí que íbamos a pelear por el título”, señaló Jorge Pereyra, el coordinador de la actividad y uno de los entrenadores del equipo junto a Débora Sagardoy. “Esto fue un trabajo en conjunto, ya que ella conoce mucho a las chicas. Nuestro objetivo fue potenciar la técnica de todas y por suerte todo salió bien”, agregó.

Además del título de mayores, en Reserva salió subcampeón y en la tabla general, donde se computan todas las categorías, finalizó en el segundo lugar.

El equipo que arrasó en su debut en Primera Liga, donde tuvieron rivales como Morón, Talleres de Escalada, Lamadrid y Atlas, está compuesto por Débora Sagardoy, Irma Ojeda, Soledad Sandoval, Yanina Santillán, Julieta Rodríguez, Patricia Quiñónez y Carolina Medina.

El Milrayitas, que tiene planteles en todas las divisiones (quinta, cuarta, tercera y Reserva), sumó otro logro: fue subcampeona en Reserva, en una definición muy peleada con Deportivo Español. Y como broche, culminó en el segundo lugar de la tabla general, sólo por detrás de Español.

Y todo esto también es un motivo de festejo para todas las chicas de Los Andes, que redondearon un gran semestre y ahora van por buenos desafíos.

Jorge Peyrera y Débora Sagardoy, con el trofeo en su poder.