Claves para elegir las primeras vacaciones con un bebé

A muy poco tiempo de la llegada del verano, las familias piensan si visitar la playa o las sierras tras la llegada del primer hijo. Las opciones.

A la hora de elegir el destino para vacacionar tras la llegada de un bebé, hay padres que tienen dudas sobre la adaptación ante el cambio de lugar. Las preguntas sobre qué destino elegir se plantean más minuciosamente.

Lo mejor es optar por un único destino para pasar las vacaciones, ya que los chicos sienten los cambios y si se modifica el lugar cada dos o tres días no se les permite el tiempo de adaptación. Los amantes de la playa deben tener en cuenta que los bebés menores de 6 meses no pueden pisar la playa, porque al estar bajo una sombrilla o una carpa, el simple reflejo del sol puede provocarles quemaduras, ya que su piel es muy sensible.

Si a eso se le suma el calor y el viento, los niños en general no lo disfrutan y suelen inquietarse. Los mayores de 6 meses pueden concurrir pero dentro de un horario limitado: de 9 a 10.30 por la mañana y después de las 16 por la tarde, para evitar los rayos de sol más peligrosos y también el pico de temperatura de ese “horario prohibido”. Siempre hay que evitar los rayos directos de sol y poner al bebé a la sombra, y aún así con pantalla total, remera y gorrito.

Pueden jugar con la arena, pero siempre controlando que no se la lleven a la boca, situación que resulta bastante difícil de evitar. Si la elección es ir a un lugar con playa hay que organizarse muy bien, sobre todo por los tiempos de exposición del sol.

En tanto, las sierras o las montañas son un lugar ideal para niños menores de 6 meses. De todas maneras también hay que proteger a los niños del sol colocándoles una pantalla total, remera y gorro. Estos paisajes ofrecen la opción de realizar caminatas ya sea en el cochecito o en una mochila para llevar bebés acorde a su tamaño.

No Comments Yet

Comments are closed

Powered by themekiller.com watchanimeonline.co