Hernán Celona fue elegido por la Comisión Directiva para reemplazar a Chizzini en el cargo y Daniel Degano, actual vicepresidente, presentó su renuncia, pero aún no fue aceptada.

Celona, en el medio, acompañado por Degano y Ferreyra.

Después de aceptarle la semana pasada la renuncia a Jorge Chizzini, los dirigentes de Los Andes designaron a su reemplazante y el elegido fue Hernán Celona, quien dejó el cargo de secretario y será la autoridad máxima de la institución hasta la finalización del mandato en junio de 2019.

La elección de Celona se produjo tras una larga reunión de la Comisión Directiva el martes hasta la medianoche, en la que analizaron distintas posibilidades y acomodaron los nuevos cargos, debido a que tuvieron que reorganizar la mesa directiva.

Leé también:  Ezequiel López, de las piletas de Los Andes a campeón en los Juegos Evita

De esta manera, con la designación de Celona como autoridad máxima, Andrés Giganti, quien era prosecretario, pasó al cargo de secretario y Pablo Vecchio, que era vocal, asumió como prosecretario.

Por su parte, Oscar Ferreyra, uno de los máximos referentes a nivel institucional del club, continuará como vicepresidente primero y Cristian Hajnsek, que era el otro candidato a asumir la presidencia, como tesorero. Sergio Celona seguirá como protesorero y Ariel Roseto como secretario de actas.

El puesto que queda vacante es el de vicepresidente segundo, ya que Daniel Degano, quien ocupaba ese cargo, presentó su renuncia en las últimas horas, aunque todavía no fue tratada ni aceptada por la Comisión Directiva del Milrayitas.

Leé también:  Con la enfermería a pleno, Los Andes festejó el parate sin fútbol

Degano, que no participó en la reunión del martes, le confirmó esta noticia a La Unión y explicó que fue porque está “cansado” por tantos años de trabajo en el club y consideró que “es momento de dedicarle más tiempo” a sus obligaciones por fuera de la entidad.

Más allá de esto, el actual vicepresidente segundo mantendrá su puesto en el Comité Ejecutivo de AFA, con cargo vigente hasta la finalización del mandato de Claudio “Chiqui” Tapia como presidente de la casa madre del fútbol argentino.