Al delantero se le abrió el arco, marcó en los últimos dos partidos y se ilusiona con seguir por el camino hacia la clasificación al Reducido. “Sabemos que vamos a Quilmes, tenemos una final”, afirmó sobre el desafío del próximo lunes en el estadio Centenario.

 

El Chapu Bordacahar está derecho con el arco y todo Brown disfruta sus goles

 

Dos goles en los últimos tres partidos ratifican el buen momento del delantero de Brown de Adrogué,  Cristian Bordacahar, que abrió el marcador contra Boca Unidos.

“Para nosotros es muy importante, no sé para (Germán) Lesman que se recuperó de un desgarro y ahora está volviendo. Hoy nos toca a nosotros, el delantero vive del gol y más allá de eso darle alegría al equipo y al hincha”, dijo el goleador.

Leé también:  Los Andes hizo el desgaste y Almagro se llevó el triunfo

Desde el reinicio del Torneo de la B Nacional, el Chapu marcó dos, igual cantidad anotó Leandro Garate y el restante fue de Nicolás Servetto.

Sobre la jugada del penal en el primer tiempo, el delantero dijo: “No venía bien parado, sentí que me toca, pero no creí que lo cobraba. Yo intento seguir con la pelota y cuando siento que pita el penal obviamente que me paré. El encargado era Chichón (Luciano Nieto) y me dijo si me sentía bien. Sabía que lo tenía que patear al medio y arriba, pero me salió abajo y me la sacó (Hilario Navarro) con los pies”.

El técnico, Pablo Vico, explicó que tuvo que levantarle el ánimo luego de fallar el penal. “Yo lo que más quiero es darle fuerzas al equipo y aprovechar las oportunidades. Cuando el equipo abre el marcador empieza a jugar mejor y no se hace un juego tan de pelotazo. Los chicos me alentaron todos, me dieron fuerzas y la pude meter”, justificó el de Laprida.

Leé también:  Ortiz, afianzado en el fondo Tricolor

Desde hace un tiempo, los festejos del Chapu son con la pelota por debajo de la camiseta: “Falta poquito para que mi mujer me haga papá, y además vino bastante gente, por ahí vi una bandera que me hicieron mis amigos. La verdad que son un motor para que siga metiendo goles y apoyando cuando las cosas no salen”.

“Cuando el equipo abre el marcador empieza a jugar mejor y no se hace un juego tan de pelotazo”.

Cuando se fue reemplazado por Lautaro Mesa, se llevó todos los aplausos del Arandilla. “Muy agradecido a la gente. Yo le tengo mucho aprecio al club y sé las cosas que quieren y lo importante que es que a Brown le vaya bien. El grupo está bien, dentro del Reducido que es lo que queremos y hay que seguir peleando”, manifestó Bordacahar.

Leé también:  “Lo jugamos como una final”

El próximo lunes a las 20, el Tricolor visitará a Quilmes, sumergido en la zona de descenso, pero que se recuperó en la última fecha venciendo a Guillermo Brown, en Puerto Madryn. “Sabemos que vamos a Quilmes, tenemos una final. Tenemos que ir a ganar para seguir arriba y continuar con la contundencia que venimos teniendo”.

 

 

 

 

 

COMENTARIOS

Please enter your comment!
Please enter your name here