Un efectivo de la Policía Local de Lomas le salvó la vida de una bebé de tan sólo 8 meses al practicarle una maniobra de resucitación cardiopulmonar (RCP) en el cruce de Homero y Escobar.

Todo comenzó cuando el efectivo, desde el patrullero en el que circulaba haciendo su ronda, divisó una pareja desesperada pidiendo ayuda con una niña en brazos. Entonces el oficial Maximiliano de los Santos bajó de su móvil, agarró a la beba, la puso en el asiento trasero del patrullero y comenzó con las maniobras que le devolvieron finalmente la respiración.

Tras la exitosa maniobra de RCP, la nena fue auxiliada por personal médico que llegó al lugar y la trasladó al Hospital Gandulfo. En pocas horas logró estabilizarse y fue dada de alta en buen estado de salud.

Leé también:  Lomas: Pietro Sorba y una cátedra sobre el origen histórico de las bebidas