Gracias a un testigo que registró la patente con su celular, la Policía pudo dar con el conductor que huyó tras arrollar a los jóvenes que iban a bordo de una moto. 

Tenían 24 y 26 años.

El hecho trágico fue el último fin de semana, cuando dos hermanos de 24 y 26 años se trasladaban en moto y fueron atropellados por un auto en Adrogué.

Freddy Palavecino falleció en el acto y su hermana Maricel perdió la vida en el hospital, lugar adonde llegó muy grave.

El automovilista escapó del lugar en su Volkswagen Gol, pero un testigo alcanzó a ver la patente y con eso pudieron identificarlo y detenerlo.

Leé también:  En Brown, convocan a médicos y personal no médico para el Hospital Meléndez

Los hermanos fueron atropellados en la intersección de la avenida Hipólito Yrigoyen y Seguí, de Adrogué.

Aunque el conductor del auto fue perseguido durante varias cuadras en otra moto por un amigo de las víctimas, nunca se detuvo y hasta se atrevió a amenazarlo con chocarlo si no detenía su paso.

Según la Policía, el testigo pudo registrar la patente del auto, mediante una foto sacada con su celular, y se la transmitió a los investigadores del caso.

Fue así que efectivos de la Comisaría 4a del partido de Almirante Brown lograron ubicar al automovilista y lo detuvieron.

El detenido quedó imputado por el delito de doble homicidio culposo y abandono de persona.

Leé también:  Facundo Galli, en banda, se presenta en Adrogué